Inmodiario

Los inversores millennials buscan viviendas de lujo sostenibles que incorporen la última tecnología

Entorno al 70% de los jóvenes tiene previsto invertir en la compra de una vivienda y el 88% la concibe como su residencia habitual, hecho que influye directamente en sus exigencias a la hora de comprar una vivienda de alta gama.

Los jóvenes de entre 25 y 35 años buscan viviendas respetuosas con el medio ambiente, que dispongan de prestaciones que mejoren la eficiencia energética, que tengan multitud de estancias y una espaciosa zona de terraza.

Según Álvaro Martínez, director de Barnes Madrid, los jóvenes "apuestan por viviendas tipo apartamentos, normalmente áticos, ubicados en los barrios más exclusivos de la capital como Chamberí, Salamanca o Chamartín y que cuenten con varias habitaciones multifuncionales que puedan usarse como dormitorios, zona de despacho o vestidor".

El público millennial, que comprende a los jóvenes de entre 25 y 35 años, es uno de los más exigentes del mercado inmobiliario de lujo. Actualmente, se estima que más del 70% de este segmento de la población tiene previsto invertir en la compra de una vivienda y, de todos ellos, el 88% planea usar esta vivienda como su residencia habitual. Estos porcentajes repercuten directamente en el mercado inmobiliario de alta gama, donde los jóvenes de alto nivel adquisitivo cada vez son más exigentes y buscan realizar inversiones a largo plazo que cumplan con las expectativas de una vivienda exclusiva que dé respuesta a sus necesidades.

Álvaro Martínez, director de Barnes Madrid, asegura que "el conjunto de la industria inmobiliaria de lujo tiene muy presentes cuáles son los aspectos que más valoran los inversores millennials ya que representarán una gran cuota de mercado en los próximos años". En este contexto, Álvaro Martínez, explica que "por el momento, este tipo de compradores apuesta por viviendas tipo apartamentos, normalmente áticos, ubicados en los barrios más exclusivos de la capital como Chamberí, Salamanca o Chamartín". "Entre sus prioridades, destacan el hecho de invertir en viviendas que cuenten con varias estancias multifuncionales que puedan ser destinadas a usos tan variados como habitaciones, zona de despacho o vestidor", afirma.

A grandes rasgos, son una generación especialmente familiarizada con la tecnología y que otorga una gran importancia a cuestiones relacionadas con los valores sociales y éticos. Esta personalidad se refleja en el tipo de inmuebles de lujo más demandados entre los jóvenes adultos, que priorizan aspectos como la sostenibilidad y las prestaciones tecnológicas a la hora de elegir una vivienda.

En concreto, las viviendas de lujo más demandadas entre los inversores millennials deben tener sistemas de eficiencia energética que optimicen el consumo y sean respetuosos con el medio ambiente. En este sentido, es habitual el interés por las viviendas en las que su orientación permite aprovechar la luz natural a través de grandes ventanales estratégicamente distribuidos. En este sentido, otra de las características que más relevancia está tomando para los inversores de entre 25 y 35 años es la existencia de una espaciosa zona de terraza. Esta tendencia se ha visto incrementada a raíz de la situación de confinamiento provocada por la pandemia de la COVID-19.