Inmodiario

¿Ha incentivado la pandemia la internacionalización del sector inmobiliario?

El mercado de compraventa por parte de extranjeros supuso en 2020 más de un 11% del total de transacciones en el país, de acuerdo con los datos ofrecidos por el Colegio de Registradores.

De acuerdo con Felice Tufano, vicepresidente de FIABCI España, los fondos europeos Next Generation establecen un impulso a la internacionalización de las empresas e impulsan un concepto que en el caso del sector inmobiliario lleva años debatiéndose.

Hasta un 71%. Es el porcentaje de descenso de las inversiones extranjeras en Europa como consecuencia de la covid-19. La reducción drástica de la movilidad de unos países a otros ha impactado de forma especialmente relevante en el ámbito europeo, donde gracias al espacio Schengen el libre tránsito está garantizado en condiciones normales.

Un descenso de inversión que de acuerdo con Felice Tufano, vicepresidente de FIABCI España, tiene "un impacto relevante en el mercado inmobiliario", ya que, según apunta el experto, "es uno de los principales focos de inversiones extranjeras en España".

En concreto, el mercado de compraventa por parte de extranjeros supuso en 2020 más de un 11% del total de transacciones en el país, de acuerdo con los datos ofrecidos por el Colegio de Registradores.

Estos números han sufrido un ligero descenso como consecuencia de la pandemia, que frenó una tendencia alcista de más de once años. "Desde que se produjera la crisis económica del 2008, que afectó especialmente al sector inmobiliario, la compraventa de vivienda por parte de extranjeros no ha parado de aumentar", afirma el experto.

Así, estas inversiones se situaron en máximos históricos en 2018, cuando se efectuaron más de 65.000 transacciones en total. Por ello, a pesar de la pandemia y otros factores como el Brexit, el mercado "ha aguantado razonablemente bien" y se sitúa por encima del 10%.

Además, el experto destaca que, dentro de esta inversión, los europeos son los que más aportan al mercado, por las facilidades que se dan como consecuencia de la pertenencia a la Unión Europea.

De este modo, de cara a la recuperación plena del sector y a su crecimiento, el experto aboga por una profundización de la internacionalización del sector inmobiliario, con el objetivo de "captar inversores extranjeros" en el contexto europeo, donde en su opinión "ya se ha creado un caldo de cultivo que favorece estos procesos".

La internacionalización del sector

Tufano opina que la pandemia, de forma indirecta, ha propiciado e incentivado la internacionalización de las actividades económicas continentales. De este modo, a pesar de la reducción de la inversión, los esfuerzos colectivos por parte de los países miembros de la UE han hecho posible que la recuperación sea cada vez más una realidad.

"La coyuntura de la recuperación económica invita a apoyarse en la internacionalización de las empresas", asegura Tufano. El experto explica que los países europeos "han reaccionado de forma conjunta a los desafíos de la pandemia", por lo que, señala "la recuperación será también conjunta".

En concreto, Tufano apunta a los fondos de recuperación Next Generation, el mayor esfuerzo económico de la historia de la Unión, que tiene como objetivo no solo la recuperación sino el crecimiento de la economía europea. "Uno de los pilares en los que se fundamentan estos fondos son la internacionalización de las empresas europeas", afirma el experto.

De este modo, según opina el experto, "el clima económico es favorable a esta expansión, especialmente en el ámbito europeo". Un intercambio que crecerá conforme la recuperación se haga más evidente. "Con la generalización de la vacunación, entramos en una nueva fase con una mayor 'normalidad'", señala.

En concreto, el experto explica que la internacionalización del sector inmobiliario se construye a través de la formación trasnacional de los agentes inmobiliarios. De este modo, a través de estos procesos, los agentes pueden "crear relaciones e interconexiones con agentes de otros países", con el objetivo de atraer inversiones a España, "e incentivar que los españoles inviertan en otros países."