Inmodiario

El segundo INMOFORUM Málaga ha reunido a cuatro expertos que han analizado las oportunidades en promoción residencial e inversión de este singular destino turístico. INMOFORUM Málaga fue patrocinado por Tinsa y Caixabank, y contó con la colaboración de Metrovacesa.

El segundo INMOFORUM Málaga ha sido inaugurado por Francisco Salado, presidente de la Diputación de Málaga, quien ha destacado la privilegiada posición que la provincia de Málaga ocupa con respecto a otros territorios y su capacidad para ofrecer amplias oportunidades de inversión en el sector inmobiliario y ser uno de los destinos favoritos de Europa para la inversión en turismo residencial y búsqueda de segunda residencia. "El sector inmobiliario y de la construcción va a seguir siendo, junto con el turismo, uno de los grandes motores de nuestra economía, y lo que es incluso más importante desde el punto de vista de una administración pública como es la Diputación: un motor de empleo", ha afirmado Francisco Salado.

A continuación intervino Antonio González-Noaín, presidente de Planner Exhibitions, empresa organizadora de las ferias SIMA, quien calificó la iniciativa de INMOFORUM Málaga como "parte de nuestro compromiso por crear herramientas que permitan acceder a un mejor conocimiento del sector y ayuden a la toma de decisiones estratégicas a sus profesionales".

En este segundo INMOFORUM Málaga han participado como ponentes Pedro Soria, director comercial de Tinsa, José Ignacio Carrión, delegado territorial en la Delegación de Andalucía Oriental de Metrovacesa, Ignacio Peinado, presidente del grupo de Promotores de ACP Málaga, y Ángel F. García Lechuga, director comercial de Banca de Empresas de CaixaBank en Andalucía Oriental y Murcia, moderados por el director de La Opinión de Málaga, José Ramón Mendaza.

Los cuatro ponentes han realizado un exhaustivo análisis de la situación económica e inmobiliaria que se abre en la Costa del Sol tras la pandemia del Covid-19, coincidiendo en señalar, entre otros aspectos, que la ya casi inminente movilidad entre países, traerá nuevos inversores inmobiliarios a Málaga y su provincia. Además, señalaron los expertos, la importancia de la colaboración público-privada para reactivar la actividad inmobiliaria en nuestra región y la necesidad de revisar la fiscalidad que se aplica a los inversores extranjeros.

Pedro Soria ha afirmado que él modelo actual del sector es mucho más sano y sostenible que en la anterior crisis, y con el cliente el centro de su estrategia". En su opinión, el COVID-19 está teniendo un significativo impacto tanto en la economía como en la actividad residencial, lo que va a traducirse en una crisis de demanda cuya intensidad es difícil de predecir con los datos de los que disponemos por el momento".

Para el director comercial de Tinsa, "esta es una crisis sanitaria y solo cuando encontremos la vacuna podremos empezar a ver una salida a esta crisis de demanda, pero me resulta imposible decir cuándo". No obstante, cree que "en el momento actual no está habiendo una corrección de precios en la vivienda nueva, aunque es previsible que la habrá en el futuro, pero mucho más moderada que la de la vivienda usada". Pedro Soria ha concluido sus palabras con un mensaje esperanzador: "la demanda de vivienda turística se verá afectada, pero no tengo duda que será una demanda embalsada que regresará cuando se recupere la confianza".

Por su parte, José Ignacio Carrión, delegado territorial en la Delegación de Andalucía Oriental de Metrovacesa, ha afirmado que, "con independencia de los efectos de esta crisis, creo que pronto vamos a recuperar los ritmos de ventas que teníamos antes de la irrupción de la pandemia". También ha recordado que "es muy importante que la Administración agilice los plazos de las licencias, porque son claves para paliar los posibles retrasos derivados de esta crisis". Aunque no refiriéndose expresamente a la Costa del Sol, Carrión también ha señalado que para paliar los efectos negativos de esta crisis "desde Metrovacesa estamos estudiando fórmulas que faciliten el acceso a la vivienda de los jóvenes, para lo que se necesita la colaboración de las administraciones, facilitando suelo público".

José Ignacio Carrión coincidió con Pedro Soria en señalar las diferencias de esta crisis con la de 2008 y advirtió que la parte dedicada al comprador extranjero tardará un poco más en salir por las restricciones a la movilidad. En este sentido, señaló la importancia de la evolución del mercado post brexit, muy asentado en la Costa del Sol, y que en los últimos tres años "había sufrido un parón de inversiones"

José Ignacio Carrión también se ha mostrado cauto con las posibilidades comerciales de las nuevas tecnologías, que "te facilitan la comercialización de una vivienda pero en una fase muy inicial. A partir de ahí es imposible seguir sin la relación personal".

En su intervención, Ignacio Peinado, presidente del grupo de Promotores de ACP Málaga, afirmó que "el negocio inmobiliario en Andalucía mueve 5.000 millones de euros, lo que significa el 3% del PIB. Además, Peinado indicó que un 30% de esa cuota son inversiones procedentes del extranjero y exigió medidas "por parte de promotores, Gobierno y el resto de las administraciones" para superar esta crisis.

La dificultas de acceder a una vivienda fue otra de las cuestiones en las que centró su intervención el presidente de los promotores malacitanos. "La verdadera barrera de entrada a la vivienda es el ahorro. Necesitamos programas de ayuda pública mediante préstamos avalados que faciliten este acceso a los jóvenes". Peinado expreso su deseo de "corregir el precio de la vivienda y eso lo están haciendo los promotores". Asimismo. Afirmo como lago imposible que los jóvenes dispongan de un 30% del montante final del precio de una vivienda y adelanto que los promotores van a pedir que la administración avale esa cantidad.

Para el presidente de ACP Málaga, el principal objetivo frente a esta crisis "pasa por recuperar la demanda y por encontrar otra demanda que antes ni siquiera teníamos". Para ello es imprescindible una actitud más participativa de la Administración. "En temas de tramitación de licencias hemos mejorado los plazos en Andalucía, pero aún queda mucho por hacer, sobre todo en cuestiones de colaboración público-privada".

Por último, Ángel F. García Lechuga, director comercial de Banca de Empresas de CaixaBank en Andalucía Oriental y Murcia valoró el impacto que términos financieros estaba teniendo la crisis en el crédito al promotor. "En estos meses no ha habido grandes demandas de liquidez por los promotores, aunque en algunos casos sí hemos aplicado moratorias".

García Lechuga ha comentado que "el sector inmobiliario tiene necesariamente que formar parte de la recuperación económica de nuestra provincia". Una recuperación, que, en su opinión, precisa de fórmulas que, basadas también en marco de colaboración público-privada, favorezcan el acceso a la vivienda a amplias capas de la población, en especial a los más jóvenes".

Los participantes en INMOFORUM Málaga también señalaron la importancia de mejorar la seguridad jurídica para los inversores, el atractivo, que se mantiene intacto, de la Costa del Sol como destino de turístico y de inversión, el dinamismo de los sectores productivos del conjunto de la provincia de Málaga y la necesidad de trabajar conjuntamente con la administración para equiparar la fiscalidad que se aplica a estos inversores a la de países como Portugal. Asimismo, se recordó que este año 2020 Málaga posee la capitalidad europea del Turismo Inteligente.