Inmodiario

La OCU aconseja mal a los propietarios cuando les anima a alquilar la vivienda por su cuenta y riesgo, fomentando el incremento de los precios del alquiler.

El propietario obtiene una mayor rentabilidad del inmueble con precios competitivos, logrando así un alquiler de larga duración, mayor estabilidad y menos gastos.

Si los propietarios particulares subiesen un 21% los alquileres, aumentaría inestabilidad del alquiler y se dificultaría el acceso a la vivienda por parte de los inquilinos.

La profesionalización del sector de los arrendamientos urbanos: ayuda a combatir la morosidad, incrementa la rentabilidad de los propietarios y beneficia a inquilinos y propietarios con la gestión profesional del alquiler.

Nos llama poderosamente la atención que la OCU se posicione claramente del lado de las compañías de seguros, cuando los seguros no son especialistas en alquileres, solo cubren riesgos, pero desconocen el precio de los alquileres y su gestión.

"La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha perdido claramente su neutralidad ante los consumidores y usuarios, al recomendar los seguros de protección de rentas como una mejor solución por encima de las agencias que garantizamos el cobro de las rentas, y además anima a los propietarios a que gestionen ellos mismos sus alquileres, lo que conllevaría un aumento de la morosidad y un incremento del 21% del precio de los alquileres en España", alerta José Ramón Zurdo, Director General de la Agencia Negociadora del Alquiler. "Resulta, cuando menos sospechoso, que la OCU se posicione claramente del lado de las compañías de seguros, cuando los seguros no son especialistas en alquileres, solo cubren riesgos, pero desconocen el precio de los alquileres y su gestión", advierte Zurdo.

Estas declaraciones de la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA), se producen tras conocer la comparativa que la OCU ha realizado entre las agencias que garantizan el cobro del alquiler y el alquiler gestionado directamente por propietarios particulares contratando seguros de protección de rentas, advirtiendo que estas agencias ofrecen hasta un 21% menos de renta, lo que supone para el propietario una pérdida de ingresos muy relevante.

"El desconocimiento de la OCU sobre estos temas es preocupante, advierte Zurdo, porque están aconsejando mal a los propietarios, animándoles a alquilar la vivienda por su cuenta incrementando los precios del alquiler, lo que va claramente en contra de su rentabilidad".

"Cuando los profesionales que nos dedicamos a la gestión de los alquileres aconsejamos a los propietarios que moderen el precio del alquiler, y éstos bajen para acomodarse a las rentas familiares, estamos beneficiando a los propietarios que obtendrán una mayor rentabilidad del inmueble a un precio competitivo y de larga duración. Además de que en precios más competitivos se puedan solicitar a los inquilinos mayores garantías económicas.

LA PROFESIONALIZACIÓN DEL SECTOR AUMENTA LA RENTABILIDAD DE LOS PROPIETARIOS Y MEJORA EL ACCESO A LA VIVIENDA DE ALQUILER

"Con nuestra gestión profesional, estamos aumentando la rentabilidad y las garantías para el propietario, la gestión integral del alquiler evita conflictos entre propietarios e inquilinos, beneficiamos a los inquilinos en el acceso a la vivienda y logramos una mayor estabilidad del mercado de alquiler; no entendemos como la OCU desaconseja la profesionalización del sector que estamos llevando a cabo entre estas empresas, cuando además es un sector muy desarrollado en la mayoría de países de la UE", subraya José Ramón Zurdo.

El Director General de ANA explica el peligro de una caída de la rentabilidad para el propietario cuando se suben excesivamente las rentas: "la rentabilidad de una vivienda en alquiler alcanza rentabilidades entorno al 5% (*) para un propietario, pero esta rentabilidad peligra cuando los precios de los alquileres se sitúan por encima de los precios de mercado, pudiendo caer la rentabilidad hasta en 3 puntos porcentuales. Las rentas altas en el alquiler, que aconseja la OCU, traen alquileres de corta duración con constantes gastos de reposición, períodos donde la vivienda no está alquilada, o un incremento de la morosidad por impago de renta y suministros, puesto que el propietario particular no tiene las herramientas necesarias para seleccionar a un inquilino y evitar los impagos". (*Análisis de Rentabilidades en Arrendamientos de Viviendas. Junio 2020. Agencia Negociadora del Alquiler)

LA OCU SE POSICIONA CON LAS COMPAÑÍAS ASEGURADORAS

"Nos llama poderosamente la atención que la OCU se posicione claramente del lado de las compañías de seguros, cuando está demostrado estadísticamente que una gran parte de los problemas de los alquileres se originan en una deficiente gestión, y todos conocemos que los seguros no gestionan los alquileres, por lo tanto al no intervenir, no pueden actuar para intentar solucionar los problemas de gestión, que en muchas ocasiones desembocan en impagos de rentas e incumplimientos contractuales", señala José Ramón Zurdo, Director General de la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA)

"Al mismo tiempo no entendemos como la OCU recomienda la complicadísima gestión de los alquileres - que es donde se produce el embrión de muchos impagos futuros - a los propios particulares carentes de la experiencia y formación para gestionar tan delicada gestión", señala Zurdo

"En cuanto a la selección de los Tribunales o los Arbitrajes, para dirimir las controversias de los alquileres, teniendo en cuenta el perfil tan garantista de inquilinos que seleccionamos en ANA, la vía del arbitraje nos parece bastante más ágil y eficaz que la de los Tribunales, que actualmente y después de la parálisis de plazos que provocó el COVID-19, están en "embudo" y sin fechas de descongestión", concluyó José Ramón Zurdo.

Por último, Jose Ramón Zurdo declara que, "es obvio, y se puede comprobar por la oferta contemplada en los portales inmobiliarios, que cualquier oferta en compra o en alquiler en la que intervenga un profesional, va a tener precios más competitivos que la de los particulares. Y la razón es evidente, el profesional sabe en qué precios se están vendiendo o alquilando las viviendas porque es un profesional formado, con experiencia en el sector y que maneja datos de mercado, de primera mano. Por el contrario, un particular no tiene esa dedicación, ni esa formación, y desde el desconocimiento lógico siempre tenderá a ofertar su vivienda a un precio mayor, ligado a criterios más subjetivos como, por ejemplo, su relación sentimental con el inmueble o la cuota de la hipoteca".