Inmodiario

La primera edición del 'Foro Inmobiliario Mediterráneo' ('Mediterranean Real Estate Forum'), celebrada ayer en Barcelona en el marco del BMP2019, concluye poniendo el foco del sector inmobiliario en dar respuesta al incremento poblacional, al nuevo estilo de vida urbanita, al desempleo en la región y a la demanda de una edificación sostenible.

El sector inmobiliario constituye, junto con la energía y el turismo, uno de los motores principales para el desarrollo de las economías de los países mediterráneos. Por ello, la ciudad condal se ha convertido en sede del primer 'Mediterranean Real Estate Forum'. Una cumbre en la que se han dado a conocer las oportunidades de inversión y desarrollo en el Mediterráneo, Oriente Medio y África y que ha servido de punto de encuentro para organizaciones y profesionales del sector.

El 'Mediterranean Real Estate Forum' ha contado con ponentes internacionales de primer nivel, tanto del sector público como del privado, quienes han reflexionado sobre la situación general del sector a nivel mundial y regional, destacando las oportunidades de inversión consecuencia de las políticas de diversificación económica y liberalización, la edificación verde, la progresiva incorporación de la mujer a la industria inmobiliaria, los nuevos programas de vivienda social y la creación de empleo derivada del crecimiento .

El sector inmobiliario en el Mediterráneo sur, Oriente Medio y norte de África, es uno de los que presenta mayor crecimiento a nivel mundial. "Los promotores inmobiliarios internacionales han invertido miles de millones de dólares en lugares como Omán, Qatar, Dubái, Arabia Saudí, Marruecos, Egipto y otros países de la región. En 2017 el incremento del sector fue del 45% y el número de proyectos aumentó hasta alcanzar los 42, con un valor de 76,1 mil millones de dólares", afirma Anwar Zibaoui, Coordinador General de ASCAME (Asociación de Cámaras de Comercio e industria del Mediterráneo).

"La población de los países Mediterráneos creció de 281 millones en 1970 hasta los 419 millones en el año 2000, y se prevé que alcance los 572 millones para 2030. Cuatro serán los países que acumularán el 60% del total de habitantes de la zona: Egipto, Turquía, Francia e Italia", sostiene Ahmed El Wakil, Presidente de ASCAME y de la Cámara de Comercio de Alejandría (Egipto). Un gran incremento poblacional que, sumado a que el Mediterráneo es el primer destino turístico mundial al concentrar el 30% del turismo (300 millones de turistas internacionales cada año), hace que sea necesario construir 600.000 viviendas cada año en la región mediterránea hasta 2025 para poder satisfacer la elevada demanda de vivienda privada, oficinas y alojamientos vacacionales.

El crecimiento demográfico no es lo único que influye sobre el desarrollo del sector inmobiliario mediterráneo, sino que el estilo de vida de las nuevas generaciones millenials de las ciudades juega también un papel determinante. Javier Kindelan, CEO, Valuation Advisory y Vice Presidente de CBRE España, asegura que "el mercado de la construcción de vivienda para alquiler está creciendo porque los millenials tienen preferencias distintas al haber cambiados sus estilos de vida. Hay preferencia por alquilar porque ahora hay mucha movilidad y la gente quiere poder moverse de una ciudad a otra, por eso estamos viendo que la compra de viviendas está bajando".

Una generación joven que, además de movilidad, aboga por la sostenibilidad en todos los ámbitos de la vida, también en el de la construcción. "La construcción no es solo un tema de dinero sino también de la salud de las personas. Estamos intentando desarrollar planes para que la gente pueda vivir en espacios comunes en los que conectar entre ellos y edificios verdes y ecológicos para el bienestar y la salud de los individuos. Pasamos el 90% de nuestro tiempo dentro de edificios que, en su mayor parte, no son limpios", resalta Mohammad Asfour, Director de WGBC (World Green Building Council).

La construcción de vivienda social es otra de las prioridades de los países de la ribera sur del Mediterráneo. Asma Alaoui, Managing Partner de Africa Key Partners, puso como ejemplo el caso marroquí: "En Marruecos tenemos un modelo muy bueno de vivienda social y asequible y el gobierno se está esforzando para promover la construcción de este tipo de viviendas. Esto hay que exportarlo a todo el continente africano. Tenemos promotoras y terrenos, pero faltan los inversores para lograr tener éxito".

A pesar de tratarse de un sector en el que la mujer cuenta todavía con poca presentación, el inmobiliario está incorporando progresivamente a un gran número de profesionales, tal y como señala Ramon Riera, Presidente de FIABCI España y Europa: "En España, el 60% de los profesionales del sector son mujeres y el 45% de las transacciones son realizadas por mujeres".

El 'Mediterranean Real Estate Forum' ha incluido además presentaciones sobre los grandes proyectos inmobiliarios regionales como, por ejemplo, la construcción de la nueva capital de Egipto. "En Egipto hay que construir una nueva capital con 70.000 hectáreas, lo que conllevará una inversión de 6,7 millones de divisa local. Será una ciudad inteligente, ecológica, hub de tecnología y centros sanitarios del país, en la que se desarrollarán unas 20.000 unidades residenciales", destaca Magued Sherif, Director Ejecutivo de Sodic.

El Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, con la colaboración de la Cámara de Comercio de Barcelona, ASCAME (Asociación de Cámaras de Comercio e Industria del Mediterráneo), FIABCI (International Real Estate Federation) e IHRA (International Hotels & Restaurants Association), han sido los organizadores del primer 'Mediterranean Real Estate Forum'. Con ocasión de la celebración del Foro, FIABCI y ASCAME firmaron un acuerdo para la promoción del sector inmobiliario en el Mediterráneo.