Inmodiario

La arquitecta e integrante del colectivo Zuloark Aurora Adalid y el profesor del Departamento de Antropología Social y Psicología Social de la Universidad Complutense de Madrid Adolfo Estalella han dirigido en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) el taller de urbanismo, arquitectura y antropología Hacer ciudad hoy: de los experimentos urbanos al urbanismo DIY, en el que han abordado cómo los habitantes de las ciudades pueden "hacerse cargo" de los espacios en que conviven.

En una entrevista concedida a la UIMP, sus directores han explicado que el curso se ha centrado en los problemas que sufren los núcleos urbanos y que "los saberes tradicionales no son capaces de resolver", procurando tratarlos desde una perspectiva que incorpore la autogestión y en la que se encuentren diversas disciplinas y conocimientos. "Desde la colaboración experimental entre ellas", ha apuntado Adalid.

"Sabemos que nuestras ciudades se enfrentan a grandes problemáticas, están agobiadas, o asfixiadas, por los flujos financieros, y sabemos que tienen problemas que nuestros saberes tradicionales no son capaces de resolver. Los ayuntamientos, los representantes políticos o los expertos no saben cómo solucionar algunos de ellos", ha añadido su compañero, para quien la solución más adecuada hasta el momento está en los pueblos o en núcleos de población de escaso tamaño.

"Pese a ser lugares pequeños, es donde se cultiva un tipo de relación urbana distinta, y nos plantean grandes preguntas o nos ofrecen grandes respuestas sobre cómo podemos hacer ciudad hoy y cómo quienes la habitamos podemos hacernos cargo de ella, diseñarla y cuidarla", ha indicado Estalella, que ha comentado también que su objetivo era llevar a este seminario "algunos de los aprendizajes" que los dos han ido obteniendo a través de los proyectos en los que se han involucrado en los últimos años en Madrid, como, por ejemplo, la gestión de huertos urbanos.

Ambos han subrayado la diversidad de perfiles de los asistentes al taller, que, según el profesor, "responde de alguna manera a la problemática", planteada estos días, de cómo integran diferentes formaciones o disciplinas, estableciendo "aprendizajes mutuos" entre ellas, para "ocuparse de la complejidad creciente de los puntos urbanos".

"Un antropólogo puede aprender mucho de una arquitecta, de lo material, y una arquitecta puede dialogar y aprender también de las prácticas conceptuales de los antropólogos. Y eso creemos que ha sido especialmente fértil, la procedencia tan diversa de los participantes, en términos disciplinarios", ha reiterado.

Adalid ha coincidido, y ha dicho que "la convocatoria ha seducido a alumnos muy distintos entre sí, de distintas edades, de distintas procedencias académicas y con distinta experiencia de intervención en la ciudad".

"Eso ha resultado muy interesante, porque tienen una forma de enfrentarse a los desafíos que les hemos ido proponiendo muy distinta. Y una parte importante del taller ha sido construir un espacio en el que las distintas habilidades que traía cada uno pudieran ponerse en juego, de forma que hubiera como un magma común desde el que abordar el desafío conjunto", ha afirmado, para detallar que mientras que algunos de los asistentes aún estaba estudiando, otros "hacen urbanismo desde la administración" o "vienen de las ciencias sociales o la arquitectura". "Teníamos un abanico muy grande, hemos tenido a nuestra disposición muchos saberes para componer", ha concluido.

Los directores y alumnos del taller Hacer ciudad hoy: de los experimentos urbanos al urbanismo DIY han creado un programa piloto ficticio, de cara a 2020, "de apertura a la ciudad" diseñado con el objetivo de "intensificar la relación entre la UIMP y Santander".

Así, celebraron ayer, jueves 1 de agosto, una "sesión o merienda parlamentaria" en el exterior del Palacio de La Magdalena, en la que abrieron la temática del curso a todas aquellas personas que quisieron participar y debatir sobre qué se entiende por "cuidar" una ciudad y cuál es el modo de hacerlo.

"El taller planteaba un ejercicio práctico, de intervención material en el espacio público, porque, en el fondo, una de las ideas que tenemos es diluir esa tradicional distinción entre lo teórico y lo práctico, y nos parece que, a veces, intervenir materialmente y trabajar con las manos es también una manera de producir conceptualmente", ha explicado Adolfo Estalella.

Por su parte, Aurora Adalid ha opinado que esa idea "tiene mucho que ver con habitar y hacerse cargo del espacio entre disciplinas". "En relación con la ciudad, consiste en ser muy capaces de explorar las zonas de aprendizaje alrededor de nuestra disciplina y ponerlas en común, desplazar cada una de ellas por la ciudad", ha expuesto.