Inmodiario

La inversión en el sector inmobiliario a través de plataformas de crowdfunding se ha convertido en una opción muy atractiva para los ciudadanos. Este modelo de financiación permite que muchos pequeños ahorradores puedan invertir en grandes proyectos inmobiliarios de tipo residencial, comercial e industrial con una mínima aportación, lo que permite no sólo obtener rentabilidades atractivas, sino también diversificar en diferentes tipologías de proyectos.

Como cualquier tipo de inversión, este modelo no está exento de riesgos. No obstante, conviene tener claro que cuando se invierte a través de plataformas que están autorizadas y supervisadas por la CNMV y que cumplen de forma rigurosa con todas las exigencias que marca el regulador, el alcance de estos riesgos se limita y existen unas garantías que conviene tener presentes.

En este sentido, Diego Bestard, CEO de Urbanitae, identifica cinco posibles situaciones derivadas de invertir en una plataforma de estas características y explica cuáles son los derechos del inversor y cómo actuar en cada caso.

1.¿Qué ocurre si el proyecto en el que invierto no sale adelante una vez financiado o no se vende como se esperaba?

Si el proyecto queda financiado pero, al final, por alguna variable inesperada, no se llega a comprar el solar o el inmueble, la plataforma debe devolver a cada uno de los inversores la totalidad de la inversión realizada.

Si no se consigue vender a los precios previstos, el promotor ajustará los precios a la demanda del mercado en ese momento, lo que redundará en menores plusvalías o rentas esperadas y por tanto en una disminución de la rentabilidad para el inversor. Pero también se puede dar la circunstancia contraria: se puede dar el caso de que al final el proyecto varíe para bien y genere rentabilidades superiores. No se hacen proyecciones de precios a medio plazo, sino que se toman los precios actuales aun sabiendo que la evolución de los precios tiende a ser al alza.

2.¿Y si es otro proyecto el que no sigue adelante o da en quiebra?

No afecta. Para este caso, el regulador marca unas barreras de seguridad muy claras que ayudan a separar las inversiones realizadas en cada uno de los proyectos para que el resto no se vean afectados. Las plataformas de crowdfunding inmobiliario están obligadas a usar una plataforma de pagos externa, regulada por Banco de España, para que custodie todos los fondos de los usuarios. Esto conlleva que el dinero de los inversores nunca pase por las cuentas de la plataforma y que, además, cada proyecto esté separado del resto.

3.¿Qué pasa si la plataforma de crowdfunding inmobiliaria cierra?

Desde que inician su actividad en el mercado, estas compañías deben tener este tipo de procedimientos claramente estipulados en su página web. Ante el cierre de la plataforma, se debe informar a los usuarios del cese de la actividad, lo que a su vez conlleva que no se publiquen más proyectos, ni se permita el registro de nuevos usuarios. No obstante, la relación contractual entre el inversor y el promotor y/o socios no se vería afectada y continuaría acorde a lo establecido en las condiciones particulares suscritas entre las partes. Los proyectos que se suben a la plataforma vienen de promotores externos, por lo que la plataforma es absolutamente imparcial y no hay posibilidad de conflictos de interés. Además, los fondos de los inversores no se verían afectados en ningún caso dado que deben estar depositados en una cuenta segregada e independiente de la plataforma de inversión inmobiliaria.

4.¿Qué ocurre si el proyecto tarda en venderse o no lo hace?

Existe un plazo estipulado desde que comienza la financiación hasta que se finaliza el proyecto y se reparten los dividendos, aunque puede que ese plazo se acabe alargando y se tarde más en terminar la construcción. En cuanto a la venta, se corre el riesgo de que el mercado cambie y que el proyecto no se pueda vender por el precio estipulado o que tarde más de lo esperado en tener una salida. Dicho esto, no hay que olvidar que una de las ventajas de invertir en el sector inmobiliario es que siempre tienes la garantía del bien inmueble y, a pesar de que los precios fluctúen o se demore la venta, seguirás siendo dueño de una parte del proyecto.

5.¿Puede haber fluctuaciones en los costes de la construcción?

Urbanitae cuenta con un equipo de analistas profesionales con más de 15 años de experiencia en el sector inmobiliario que analizan minuciosamente los detalles de cada proyecto que llega a la plataforma; de esta manera, hay unos costes estipulados verificados pero podría darse el caso de que los costes sean superiores por diversas causas.

Para evitar sorpresas, Diego Bestard concluye que "antes de realizar cualquier inversión es fundamental tener claro qué requisitos debe cumplir una plataforma de financiación participativa y conocer cuáles son los posibles riesgos que corremos al invertir".