Inmodiario

El director de la Asesoría Jurídica de Banca Comercial de Santander España, Luis Porras García, ha defendido que, pese a que se "acusa" a las entidades bancarias españolas de "exprimir" a los clientes a través de los contratos de financiación, la "realidad" es que el "patrimonio medio" de sus clientes es "mayor que el de ningún otro ciudadano europeo", lo que, a su juicio, "aporta seguridad a sus vidas", en especial tras su jubilación.

Porras García se ha manifestado en este sentido durante su intervención en el encuentro Presente y futuro de la hipoteca, que se viene celebrando en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Ha dedicado su ponencia, titulada La banca ante la nueva LCI, a tratar cuál ha sido la "experiencia" de su entidad financiera tras la entrada en vigor, el pasado 16 de junio, de la Ley 5/2019, de 15 de marzo, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario. Así ha hablado de los procesos y operaciones que cada institución ha tenido que "adaptar" para "poder seguir dando servicio a los clientes".

"Nuestro objetivo es ese, que los clientes puedan financiar la adquisición de su vivienda, que mayoritariamente va a ser la inversión más relevante de sus vidas", ha subrayado Porras García, para quien la citada norma jurídica "en absoluto es nueva", a pesar de que "incorpore muchas novedades".

Por otro lado, ha lamentado que, "desde hace ya demasiado tiempo", se haya generalizado la idea de que "lo que está relacionado con una entidad financiera, necesariamente está mal", basada en la percepción de que lo que hacen esas empresas es "exprimir a los clientes, engañarles y llevarles a situaciones de angustia". "Es complicado romper ese círculo vicioso, es tan absurdo que es imposible argumentar en contra", ha reiterado.

Aun así, ha afirmado que "una entidad financiera vive de la satisfacción del cliente", lo que, unido a que en España se da "una competencia entre entidades financieras extraordinaria", provoca que éstas estén "permanentemente haciendo esfuerzos para captar clientes" descontentos con su competencia.

"Nosotros a lo que estamos dedicados fundamentalmente es a dar servicio, y a que con la financiación haya fuerza económica y transacciones; transacciones que generan riqueza, generan flujos, y repercuten favorablemente en la sociedad", ha señalado el director, que también ha comentado que "la actividad hipotecaria sigue viento en popa".

Ha defendido, asimismo, "el éxito que ha supuesto el mercado hipotecario español respecto a la posibilidad de que los ciudadanos, que al final son el soporte de toda la actividad, tengan acceso a la propiedad y sean dueños de su patrimonio".

En ese sentido, ha expuesto que, si se compara el "patrimonio disponible o en renta" de un español con el de "un equivalente de cualquier país del centro o el norte de Europa", el primero es "mucho peor" o "muy inferior"; pero que, sin embargo, al cotejar sus patrimonios "reales", teniendo en cuenta aquello de lo que son dueños, "la comparación no está tan descompensada".

"Incluso puede llegarse a la conclusión de que un español promedio tiene más patrimonio que un alemán medio", ha añadido. Esto, en su opinión, cobra especial importancia al hablar de jubilaciones.

A ese respecto, Porras García ha concluido que "es evidente" que el sistema público de pensiones español es "insostenible", si no se le realizan modificaciones. "Estamos todos con la venda en los ojos, pero es insostenible, con toda seguridad", ha señalado.

En la jornada de este jueves del seminario Presente y futuro de la hipoteca también ha participado el registrador de la propiedad Ángel Valero Fernández-Reyes, quien ha estructurado su ponencia alrededor del análisis de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 26 de marzo de 2019.