Inmodiario

La escalada de precios experimentada por las viviendas en alquiler en nuestro país podría hacer que muchos Erasmus dejaran de plantearse España como destino en favor de otros lugares más económicos. Esta es la opinión que tiene el 70% de los estudiantes internacionales que, actualmente, disfrutan de esta beca en nuestro país, según una encuesta llevada a cabo por Uniplaces.es, servicio de reserva de alojamiento para estudiantes, y ESN España.

"Muchos Erasmus residentes en España aseguran que la subida de los precios de las habitaciones en alquiler les ha puesto serias dificultades para vivir en nuestro país. Por lo que, no es de extrañar, que crean que si este incremento continúa lo más probable es que en las próximas ediciones los jóvenes se decanten por otros países más económicos", detalla Mariano Kostelec, co fundador de Uniplaces.es

De hecho, según un reciente estudio de la compañía, el precio medio de una habitación en nuestro país ha crecido un 21% en cuatro años. Así, frente a los 357 euros que costaba alquilar una habitación en España en 2015, ahora se tienen que desembolsar 433 euros.

Es más, en lo que va de año el incremento es de un 7.9%, "lo que quiere decir que desde enero, los estudiantes han visto cómo el precio que pagan por una habitación se ha ido incrementando poco a poco, a la vez que se ha reducido su presupuesto para otros gastos. En este sentido, hay que recordar que la dotación de la beca Erasmus suele ser insuficiente para los jóvenes y que, el principal gasto que tienen éstos al trasladarse, es el pago de una habitación. De ahí, que uno de los elementos que más suelen tener en cuenta a la hora de elegir una ciudad Erasmus sea el coste de la vivienda", señala Kostelec.

Además, desde la compañía explican que el incremento de los precios es superior en ciudades como Madrid y Barcelona, principales receptoras de estudiantes Erasmus. Así, en la capital el precio medio de una habitación en alquiler, hoy en día, es de 457 euros; mientras que, en la ciudad condal, se pagan 455 euros.

Cada vez menos Erasmus quieren quedarse en España.

Por otro lado, la encuesta recoge que el porcentaje de Erasmus que quieren quedarse en nuestro país tras finalizar su beca es del 56%. Una cifra que supone un descenso con respecto a 2016. Ese año, el porcentaje de estudiantes Erasmus que afirmaba que deseaba continuar residiendo en España tras finalizar su beca, fue del 86%.

"De éstos - señala Kostelec - un 30% piensa quedarse a trabajar en España y un 26% ha planeado continuar sus estudios en nuestro país. Sin embargo, un 36% se marchará porque creen que en España no encontrarán lo que buscan, mientras que un 8% se irá porque consideran que nuestro país no es un buen destino para seguir estudiando o encontrar un empleo".

  • Tags