Inmodiario

La Federación de Asociaciones de Empresas Inmobiliarias, FADEI, estima que establecer incentivos fiscales, con deducciones en los impuestos del IRPF e ITP, para los propietarios de pisos favorecería que saliera al mercado de alquiler entre un 25% y un 35 % de viviendas, ahora cerradas. Para la Patronal de las agencias inmobiliarias, las medidas contempladas en la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) son un retorno al modelo anterior a la reforma del 2013 y supone "un simple retoque que no aporta soluciones significativas al problema de la vivienda" y defiende un proyecto global "con soluciones a las dificultades de acceso a la vivienda por parte de los sectores más desprotegidos de la sociedad". En este sentido, ante el anuncio del presidente Pedro Sánchez, de desarrollar un nuevo Plan de Vivienda, durante la sesión de control al Gobierno, celebrada el 12 de septiembre, FADEI expresa su voluntad de colaborar aportando su conocimiento sobre la realidad del sector inmobiliario

FADEI, que actualmente agrupa a unas 5.000 agencias inmobiliarias en España, asegura que incrementar la oferta de alquiler requiere, entre otras actuaciones, medidas fiscales que favorezcan a los propietarios. En este sentido, la Patronal defiende, para que los propietarios pongan sus pisos en alquiler, las reducciones en el IRPF y en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), esta última orientada a los compradores de vivienda con vistas a alquilar. Con esas medidas, según estima FADEI podrían aflorar, dependiendo de las ciudades, entre un 25% y un 35% de pisos ahora cerrados.

Desde FADEI aseguran que "muchas personas siguen viendo la vivienda como un seguro para la jubilación o como una inversión de futuro para sus hijos. Se trata de aprovechar esta realidad, muy arraigada en España, y favorecer que esta tipología de propietarios que adquieren viviendas con esas finalidades no especulativas las saquen al mercado de alquiler sin demora y encuentren incentivos en el momento de la adquisición a través del ITP".

En lo relativo a las deducciones en el IRPF, para los especialistas en alquileres de FADEI sería oportuno que la reducción estuviese en función de la duración de los contratos. "Cuantos más años dure el contrato, mayor debería ser el incentivo fiscal" explican, y recuerdan que "la mayoría de propietarios quieren inquilinos estables, a largo plazo y que cuiden el piso, frente al arrendador eventual". "Ambos buscan seguridad y estabilidad. La limitación del incremento de la renta exclusivamente por IPC suprimiendo la posibilidad de que las partes convengan otro sistema de actualización, puede parecer una buena medida para el inquilino pero no lo es, puesto que a 5 años, el incremento habrá dejado probablemente la renta fuera de mercado y haga inviable la prórroga".

La reforma de la LAU

Para FADEI, "la reforma que se está planteando de la LAU sigue sin aportar soluciones efectivas al problema de la vivienda. Los propietarios suelen aparecer ante la sociedad como los culpables de los incrementos en los precios del alquiler, y esto es un error. No se puede cargar en las espaldas del sector privado aquello que le corresponde hacer a la administración pública, ni hacer populismo con una problema tan trascendente", aseguran. "Necesitamos una ley que concilie y acerque los intereses de arrendador y arrendatario, que se deje de parchear en esta materia, y se aborde de una vez una reforma en profundidad y no solo en la Ley de Arrendamientos Urbanos".

"La relación propietario-inquilino" añaden "no puede desarrollarse en un plano de constante enfrentamiento, sino de armonía, sin menoscabar por ello los legítimos intereses y derechos de ambos. La propiedad busca rentabilidad y un adecuado mantenimiento y cuidado de su inmueble, y el arrendatario, una renta razonable y estabilidad en la ocupación. Ahora mismo la Ley está lejos de ese objetivo, el mercado libre debe existir y coexistir con un mercado más social en el que la administración debe procurar el acceso a la vivienda de las capas de población más vulnerables."

Por otro lado, una vez más desde el sector se insiste también en la necesidad de una mayor protección jurídica para los propietarios ante los daños que sufren sus viviendas por la actuación de determinados inquilinos. Cada vez resulta más frecuente la recuperación de las viviendas con graves desperfectos que obligan a la propiedad a su reparación resultando insuficiente la fianza prestada. "Ha de existir un mayor control de los daños que los inquilinos hacen en los pisos y también, en muchas ocasiones, en las zonas comunes del edificio".

Fondos buitre

FADEI expresa también su preocupación ante las viviendas de bancos que han sido adquiridos por fondos buitres. "Estamos expectantes ante el anuncio del Gobierno de un Plan de vivienda que regule y penalice este tipo de actuaciones. A priori, nos parece una buena medida aunque hemos de ver y analizar el desarrollo que plantea el ejecutivo". FADEI expresa su voluntad de colaborar con el Gobierno aportando su experiencia y conocimiento de la realidad del sector para la elaboración del nuevo Plan de Vivienda anunciado.