Inmodiario

El sector inmobiliario está creciendo este 2018 en un escenario de recuperación y normalidad. Tras cerrar el 2017 con un incremento del Índice de Precios de Vivienda (IPV) de un 7,2%, vuelven a subir las ventas y los precios. Estos datos hacen que algunos agoreros ya hablen de "colapso del mercado inmobiliario", sin embargo, los profesionales del sector no opinan lo mismo.

"Ahora la transparencia guía toda gestión inmobiliaria. Los canales de comercialización en el sector son más transparentes gracias, en parte, a las MLS, a las agrupaciones inmobiliarias, las grandes redes y franquicias, a asociaciones y COAPI que están luchando por regular la actividad inmobiliaria", asegura Moisés Ruíz, Gerente de AGORA MLS. No obstante, hay que analizar qué ocurrió y ver qué está ocurriendo ahora para ser más objetivos. Los expertos de AGORA MLS destacan 6 puntos clave que diferencia a ambos escenarios:

1. Mientras entre 2006 y 2016, había un exceso de demanda; este 2018, hay un aumento de demanda pero es muy segmentada y las personas que viven en alquiler suponen más del 20%.

2. Tras la burbuja inmobiliaria se escondían tipos de interés variables; actualmente se conceden hipotecas a tipo fijo que permiten hacer números concretos a 30 años vista.

3. Hace una década había un exceso de crédito mientras ahora las entidades financieras son sólidas y el crédito es más estructurado.

4. Durante la burbuja inmobiliaria la valoración en las tasaciones de las viviendas siempre eran al alza, hoy son mucho más prudentes y comedidas.

5. En la primera década del 2000, la promoción de vivienda nueva copaba el mercado, como y donde fuera; estos dos últimos años, la promoción de obra nueva está más estudiada y medida.

6. En el año 2006 se popularizó la inversión inmobiliaria, cualquiera podía ser inversor; en la actualidad los inversores son solventes que patrimonializan y gestionan, por lo que ya no es una inversión especulativa.

Además, Moisés Ruíz destaca otros puntos diferenciadores del crecimiento inmobiliario actual: "Más del 20%, en algunas zonas hasta el 25%, del stock lo compran extranjeros. En general, la economía va mejor que hace una década y nadie duda de que, aunque hay aspectos mejorables o que deben consolidarse, estamos en una buena tendencia en la Prima de Riesgo, crecimiento PIB, reducción de la tasa de paro, exportaciones y otros indicadores. Si lo piensas bien, es un buen momento para comprar, convenientemente asesorado".