Inmodiario

Carlos Calero, socio-director de IMPAR Grupo: "Después de la crisis, la expansión demográfica ha vuelto a las urbes".

Roberto Perri, director general de Ther Corner Group: "La rehabilitación integral de inmuebles es también un negocio para los inversores, pero hacen falta equipos especializados en ello".



El estudio de arquitectura y management IMPAR Grupo, celebró el pasado 15 de marzo, una mesa de expertos para abordar desde distintas ópticas lo que supone la rehabilitación de edificios históricos en el centro de Madrid.

El socio director del grupo, Carlos Calero, aseguró en su intervención que "los grandes estudios de arquitectura no eran competitivos en la rehabilitación integral de inmuebles, ya que para ellos era un mercado secundario", lo que ha permitido a IMPAR Grupo apostar por este nicho de mercado y posicionarse como la firma líder.

Calero dio su visión sobre el nuevo crecimiento demográfico que se está dando en Europa, que en vez de enfocarse hacia los extraradios de las ciudades, se está desarrollando en los cascos urbanos. "Está habiendo una vuelta a vivir en las urbes", afirmó. También estableció tres parámetros fundamentales para poder desarrollar la rehabilitación de inmuebles y que sea viable para todas las partes involucradas: los plazos de ejecución para los inversores, la agilidad en solventar problemas de la administración competente, en la mayoría de los casos el ayuntamiento correspondiente, y la creatividad de los arquitectos, muchas veces dificultada por el grado de protección del edificio.

Después de la intervención de Carlos Calero, y moderado con Manuel de Cominges, consultor y consejero de IMPAR Grupo, comenzó propiamente la mesa de expertos.

Pablo Valle, jefe de servicio de Licencias del Ayuntamiento de Madrid, fue el primero en intervenir, y afirmó que "la administración tiene que preservar los elementos protegidos, ya que tienen valor en sí mismos, y como tal hay que tratarlos". Puso especial acento en las sustituciones que se hacen en los edificios protegidos, y advirtió de la necesidad de ir de la mano del ayuntamiento, ya que en muchos casos no pueden sustituirse elementos, y acaban provocando infracciones severas.

Por su parte, José Carlos Martínez-Cubells, arquitecto experto en diseño de proyectos de rehabilitación y restauración y jefe de la Oficina Técnica de IMPAR Grupo, habló de los distintos estadios que hay que abordar a la hora de plantear una rehabilitación, estableciendo los grados de protección, conservación y adaptación del edificio para que sea un producto que esté dentro de las demandas del mercado.

Sonia Alonso, directora del departamento de Management de IMPAR Grupo, experta en gestión de proyectos complejos de rehabilitación, habló de la importancia que tenía en este tipo de obras los equipos especializados en rehabilitación a la hora de encarar este tipo de obras.

El último en intervenir en el debate fue Roberto Perri, director general de The Corner Group, promotora especializada en el desarrollo de proyectos de rehabilitación de edificios en el centro histórico de Madrid, que planteaba desde el punto de vista económico y financiero los factores que influyen a la hora de meterse en una operación de este tipo: el valor del edificio, los costes de construcción, que no deben de exceder del 10% del valor, para que sea rentable, y los imprevistos que aparecen una vez se aborda en profundidad el proyecto. Perri aseguró que para los inversores, la rehabilitación de inmuebles, es también negocio, pero que es necesario confiar en equipos expertos en este tipo de remodelaciones, porque "siempre te encuentras sorpresas una vez que afrontas obras tan complicadas como estas", concluyó.

Una de las preguntas planteadas fue la referida a las dificultades que se plantean en las obras de rehabilitación de inmuebles, a la hora de adaptarse a las normativas municipales.

Fue en este caso José Carlos Martínez-Cubells quien enumeró los problemas más frecuentes a los que se enfrentan los arquitectos para poder adaptarse a la norma, problemas en cuanto a la dimensión de los pisos en algunos casos y las dificultades de adaptarlos a la demanda de mercado, (precio metro cuadrado y metros cuadrados de las viviendas), los problemas de accesibilidad que hay que solventar a la hora de adaptar estos inmuebles, la sostenibilidad, o problemas tan habituales como la instalación de las máquinas de aire acondicionado en este tipo de edificios.

Es por eso, que todos concluyeron en la importancia de abordar la rehabilitación con equipos expertos y tener siempre en cuenta el valor añadido que suponer reformar, vender y luego para el comprador vivir en un edificio histórico con un nivel de protección alto. Realmente podríamos decir que supone ser "dueño" de una parte de la historia de nuestra ciudad.