Canal de Contenidos Adaix Group

PATROCINA
Inmodiario

La inversión internacional ha dejado de ser una apuesta para pasar a ser una realidad. Esta es la conclusión que se desprende de la mesa redonda celebrada en SIMApro, el seminario inmobiliario organizado por Planner en el marco del Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA) y moderado por Roger Cooke, miembro del Comité Ejecutivo del SIMA.

"Invertir en España no es una apuesta ya; en 2012 y 2013 los fondos llegaron porque había oportunidades por los bajos precios, pero la economía ha mejorado y se ha estabilizado, se ha normalizado la inversión", ha explicado Pedro Abella, responsable para España de H.I.G. Capital. Lasie Leekha, responsable en Londres del fondo Greenoak Real Estate, ha añadido que la profesionalización en los últimos años del sector ha animado aún más a ejercer la apuesta por España y "ha permitido que los inversores internacionales entraran", y que aún queda recorrido en el residencial y en el sector de los centros comerciales.

Y cómo se colocan los fondos, ¿en posición vendedora o compradora?

Con este planteamiento, todos tienen intención de quedarse en España, porque hay recorrido aún para un plazo de dos o tres años. Sobre la intención compradora o vendedora de los mismos, tanto Wolfgang Speckhahn, responsable de Estrategia y Desarrollo de Negocio de Patrizia Inmobilien AG como Lasie Leekha,del fondo Greenoak Real Estate, coincidieron en que hay posibilidades en ambos sentidos. Pedro Abella ha matizado que en su caso, con un plan a cinco años de desinversiones, están en posición compradora, con una clara apuesta de mejora y puesta al día de los activos.

Ya que España ha dejado de ser una apuesta para contar con el respaldo de la inversión, el moderador ha preguntado acerca de la posible llegada de inversores core, cuya apuesta es más conservadora y a largo plazo, una posibilidad que los expertos han descartado, al menos a corto plazo. "Los inversores tienen que digerir aún la apuesta y ver la evolución económica, en la que tiene un papel fundamental la creación de empleo", ha añadido Abella.

En cuanto a las dificultades para invertir, los tres ponentes coincidieron en señalar la dispersión de normativas urbanísticas y retrasos en los plazos administrativos y concesión de licencias, algo a lo que restó importancia Jasie Leekha, del fondo Greenoak Real Estate, "porque las dificultades políticas se ven en otros países también", ha asegurado el directivo. Wolfgang Speckhahn ha sido aún más cauto ante el posible desembarco de los ya tradicionales fondos core alemanes. "No es el momento para ellos", ha revelado el directivo.