Inmodiario

De la intersección de dos colosos, el mercado inmobiliario que mueve anualmente 1,15 billones de euros, y el del bienestar o Wellness, con un volumen de 1,3 billones de euros, surge el Wellness Real Estate: un sector que este año se estima que alcance los 55 mil millones de euros, lo cual no hace más que consolidar esta nueva y pujante tendencia iniciada en EEUU en el año 2013.

Pero, ¿en qué consiste el Wellness Real Estate? Teniendo en cuenta que pasamos el 90% de nuestras vidas dentro de edificios, qué menos que estos cuiden de nuestra salud y de nuestro entorno. Es en esta premisa en la que se basa el Wellness Real Estate, o lo que es lo mismo, construir edificios saludables y medioambientalmente sostenibles que con sus acabados cuiden de nuestra salud y alarguen nuestra esperanza de vida mientras vivimos, trabajamos o estudiamos en ellos.

El pasado 2015 se cerró el año con 2 millones de metros cuadrados mundialmente certificados bajo el principal estándar constructivo centrado en el bienestar, el Wellness Building Standard®. Estos proyectos se desarrollaron en EEUU, Europa, Asia, Australia y Oriente Medio siguiendo los 540 requisitos que, fruto de siete años de investigación médico-científica, promueve esta certificación. Estas variables se agrupan en 7 categorías: aire, agua, luz, nutrición, fitness, confort y mente, y trabajan conjuntamente para que tanto un edificio, como su estructura y contenido, generen bienestar para las personas.

Algunos ejemplos de estos requisitos pueden incluir desde el uso de materiales (pinturas, recubrimientos, adhesivos, sellados, maderas, laminados y aislantes) que no emitan componentes nocivos, y que eliminen bacterias y olores, hasta acabados que permitan que el nivel medio de ruido interior de la vivienda no excedan los 40 dBA. A ellos se suman otras mejoras como la incorporación de sistemas de ventilación con filtros de alta eficiencia, filtros de carbono activo para depurar el agua, apantallamientos contra radiaciones externas, encimeras de cocina antimicrobianas o sistemas de iluminación circadiana que se autorregulan según la luz exterior, respetando de este modo nuestro ritmo biológico y facilitando nuestro descanso. Asimismo, un cuidado diseño interior del piso que incorpore elementos estéticos placenteros es también primordial para crear un ambiente de calma y mejorar el estado de ánimo de sus ocupantes.

Según un estudio publicado por McGraw Hill Construction, un 39% de los jóvenes entre 20 y 39 años estarían dispuestos a pagar un 3% más por una vivienda con este tipo de acabados que cuiden su salud y la de sus familias. Por su parte, un 47% de la población de entre 40 y 49 años pagarían hasta un 6% más, mientras que el 70% de las personas entre 60-69 años incrementarían su presupuesto en un 3%-10% por este tipo de acabados.

Compramos leche de soja con la intención de cuidarnos y exigimos que los juguetes de nuestros hijos no sean tóxicos pero, sin embargo, no reclamamos que los espacios donde pasamos el 90% de su tiempo, los edificios que los acogen como la escuela y nuestra casa, tampoco lo sean. Y es que la salud no se gana en el consultorio médico, sino donde vives. Promover la salud en nuestro hogar o nuestra oficina con un paquete básico de medidas, está al alcance de muchos, pues supone únicamente un incremento del presupuesto en obra del 2,5%.

En Privalore hemos introducido este concepto desde el inicio, liderando el sector con 5 viviendas reformadas siguiendo estas directrices, con una inversión de 1,2 millones de euros. Además, todos nuestros proyectos cuentan con certificado de huella de carbono neutra, que acredita que cada uno de nuestros pisos se ha reformado respetando el medioambiente, pues éste tiene también una influencia directa en nuestra salud. En este sentido, Privalore ha extendido el concepto de generar o compartir bienestar más allá de la propia salud, creando una plataforma de crowdfunding a través de la cual cualquier persona puede participar en los beneficios de sus proyectos de rehabilitación. Hasta la fecha ya se han captado más de 450.000€, generando también bienestar económico para los inversores particulares que, entre todos, han hecho posibles estos pisos saludables.

Acerca de Jorge Marqués

Jorge Marqués, CEO de Privalore, es el primer español titulado como Well Accredited Professional por el Well Building Institute. Tras trabajar inicialmente en la banca privada, la carrera profesional de Jorge Marqués ha estado vinculada principalmente al sector inmobiliario y la comercialización de tecnologías para el bienestar. Como primer español acreditado Well Accredited Professional y tras 350 viviendas promovidas, más el intenso aprendizaje durante la crisis, inicia Privalore con un posicionamiento rotundo: Bienestar Compartido.