Inmodiario

Barcelona. ¿Ha llegado el momento de aprovechar la situación y comprarse una casa? La creación del ‘banco malo’ ha desatado una serie de opiniones en torno a cómo afectará al mercado inmobiliario. Desde el portal inmobiliario yaencontre.com se advierte de que aunque el ajuste de precios ha sido constante desde el inicio de la crisis, siempre ha sido a un ritmo mucho más lento que en el resto de países que han tenido burbuja inmobiliaria.

Los datos oficiales constatan que Irlanda, con un déficit de viviendas por habitante similar al español y con un paro del 14,9%, acumula ya un descenso del 50% en los precios de la vivienda y los expertos aseguran que no ha tocado fondo. Y en EE.UU., con un paro del 8,3%, se acumula ya un descenso del 28%.

En cambio en España, con una tasa de paro del 25,1% y con un ‘stock’ de viviendas sin vender de más de 800.000 unidades, hasta ahora sólo ha habido una corrección oficial del 23%. Así, tal y como se confirma desde yaencontre.com, la realidad refleja que en aquellos países en los que los procesos de desahucio son ágiles y los que pierden su casa se quedan sin deuda, la caída de los precios es rápida. En España, sin embargo, los acontecimientos se suceden a otro ritmo, aunque no por ir más lentos dejarán de ocurrir.

Por otro lado, fuera de los datos oficiales, desde el estallido de la burbuja inmobiliaria, desde yaencontre.com se constata una corrección media de la caída acumulada de los precios del 33%, aunque hay zonas del litoral donde han caído hasta un 50% e incluso algo más. Y es muy probable que esta tendencia continúe con la creación del ‘banco malo’, concebido con el objetivo claro de limpiar de activos tóxicos el balance de los bancos, minimizando el impacto en sus cuentas de resultados.

A partir de aquí, desde yaencontre.com se dibujan dos posibles escenarios. El primero, en el caso de que los activos tóxicos entren en el ‘banco malo’ con un descuento adicional al ya aprovisionado, se podrá ver un descenso de los precios a corto plazo y el verdadero suelo podría, después del nuevo descuento, estar más cerca.

En el segundo escenario, en el caso de que el precio al que el ‘banco malo’ compre sea bueno para el vendedor –opción nada descartable-, también se provocaría una caída de precios, aunque de forma más agónica y lenta.

Y aunque en ambos casos se esperan nuevas caídas de precios, el ajuste va para largo. Con lo cual, si se ha visto la casa de tus sueños, está a la venta a buen precio, en una zona con poco ‘stock’, con una demanda estable y además se puede pagar sin pedir un préstamo al banco, este puede ser un gran momento para comprar. En cambio, si te tienen que dejar el dinero y las necesidades de techo son estándar, lo más sensato parece ser esperar y no dejarse seducir por la importante rebaja acumulada que llevan las viviendas desde el inicio de la crisis.