Soy el director técnico de un portal en eficiencia energética y arquitectura (www.ovacen.com) dirigido...
Inmodiario

Aunque no queramos vivimos en un mundo globalizado y aquí está la reacción desde que el Reino Unido decidió marcharse de la UE. Debemos de recordar que la provincia de Alicante es una de las zonas más pobladas de británicos en la Costa Blanca por la facilidad de conexión vía el aeropuerto de Alicante con Inglaterra además de su tradición turísticas con precios relativamente bajos con referencia al poder adquisitivo de un británico por lo que es un punto de inflexión y estudio para entender la reacción del Brexit sobre la compraventa de inmuebles.

A priori, un "susto" importante están notando en el mercado inmobiliaria de las transacciones en la zona de Alicante con una bajada en la compraventa de inmuebles en el segmento bajo - medio de viviendas de hasta un 75% desde que el Reino Unido aprobó en referéndum su salida de la Unión Europea según se desprende de la información emitida en el Tercer Foro Empresarial de la Diputación de Alicante según algún medio de comunicación.

Adentrándonos un poco más desde la perspectiva de las gráficas a nivel nacional con la intención de comprender qué está pasando en un mercado que realmente es muy variable y susceptible ante los acontecimientos internacionales quiero mostrar el informe emitido por TINSA según el Índice Tinsa IMIE Mercados Locales, donde debemos destacar un punto de importancia, en media, a nivel nacional el precio de la vivienda crece un 0,8% (Respecto al mismo periodo que el 2015) gracias a la recuperación de algunas comunidades como la de Cataluña, Madrid y Canarias para el tercer trimestre del 2016.

Detallando un poco más, en la siguiente gráfica veremos los resultados por provincias según el informe de Tinsa.

Como podemos comprobar, demasiadas provincias disponen del color naranja relativo a una bajada del precio de las viviendas pero, centrándonos en la costa alicantina, la representación es de un - 1,3%. Una variación en precio que en realidad aún no se corresponde a las expectativas negativas reseñadas por algún medio de comunicación. Es decir, si la demanda de inmuebles baja, el precio de la vivienda debería de ser más o menos correlativo y, a día de hoy, aún no tenemos unos criterios de convencimiento relativamente graves para estar en "susto inmobiliario".

Aunque posiblemente no tengamos aún datos congruentes porque deberíamos de esperar al cuarto trimestre del 2016 para ver realmente las expectativas del mercado inmobiliario y la variación en precio de inmuebles ubicados en la Costa Blanca. Algunas inmobiliarias tradicionales están convencidas de que el Brexit no afectará sustancialmente en sus cuentas: "El dinero en realidad no lo es todo para el comprador. No sólo tenemos precios bajos en venta de inmuebles con una gran cartera de tipologías y variedades. Hay que tener en cuenta otros aspectos que son atrayentes al futuro comprador; desde la estabilidad en la economía o la seguridad ciudadana, hasta tener servicios excepcionales como son los hospitales o la buena comida, pasado por unas playas con excelentes calidades y el bendito Sol a todas horas" según LowCost Costa Blanca.

Es real que estamos en momentos de incertidumbre, pero apresurarse a promulgar opiniones negativas sin datos congruentes a falta de la necesidad de un tiempo de adaptación del mercado inmobiliaria, nunca ha sido bueno!... El Brexit nos afectará de muchas formas, pero sólo tras un poco más de 100 días desde su anuncio es demasiado precipitado acometer consideraciones contundentes que pueden dar un entendimiento negativo de la realidad.

Soy el director técnico de un portal en eficiencia energética y arquitectura (www.ovacen.com) dirigido...