Inmodiario

Editor de InmoDiario.

 BRUSELAS. La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, dijo hoy que España saldrá de la recesión antes de lo que prevé la Comisión Europea, que sitúa la recuperación más allá de 2010, si se adoptan medidas para resolver los "problemas específicos" de la economía española, en particular el peso que tenía el sector de la vivienda en el pasado y la reserva de viviendas sin vender.

   El Ejecutivo comunitario prevé que la economía española se contraerá un 3,2% este año y un 1% en 2010 y que será la última de la UE que salga de la recesión, ya que se trata del único Estado miembro que registrará un crecimiento negativo en los cuatro trimestres de 2010.

   Al ser preguntada por este pronóstico, Salgado resaltó en primer lugar que la caída de la economía española en 2009 será inferior a la media de la UE y de la eurozona (4%). Por lo que se refiere a 2010, apuntó que la gran mayoría de países tendrán un crecimiento del PIB de entre el -1% y el +1% y que España se encuentra dentro de esta horquilla pese a que "nuestra recuperación es más lenta".

   En este sentido, la vicepresidenta indicó que las previsiones de la Comisión llaman la atención sobre algunas "debilidades" específicas de la economía española, "particularmente el peso del sector de la vivienda en nuestro crecimiento pasado" y "el stock de viviendas desocupadas que tenemos en este momento todavía en España".

   A su juicio, si el Gobierno es capaz de "diseñar nuevas políticas que permitan hacer frente a estos problemas específicos", algo que dio por hecho, "podremos tener unas previsiones mejores y lo que es más importante unos resultados mejores que los que anticipa la Comisión Europea". En este sentido, aseguró que el informe de Bruselas es "útil" e "interesante" para el Gobierno español.

   MARGEN DE MANIOBRA

   Salgado insistió en que España todavía tiene margen de maniobra para adoptar más medidas anticrisis "muy selectivas y muy concretas". Respondió así al ser preguntada por las declaraciones anoche del primer ministro luxemburgués y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, en las que decía que España "tiene muy poco margen de maniobra" para más planes de estímulo.

   En el mismo sentido se expresó el comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, que aseguró que el Gobierno debe "medir muy bien" el margen que tiene porque el déficit y la deuda han alcanzado un nivel "preocupante" y ello se traducirá en un aumento importante de los costes de financiación.

   La vicepresidenta recordó que este miércoles se celebrará un consejo de ministros extraordinario cuyo objetivo es "evaluar el efecto de las medidas que hemos adoptado", particularmente del plan de estímulo aprobado en noviembre de 2008. "Será a partir de ahí cuando el presidente del Gobierno anuncie cuál puede ser el camino a seguir", dijo.

   Y dio a entender que el anuncio de las nuevas medidas se realizará durante el debate sobre el Estado de la nación que se celebra la próxima semana. "Yo creo que mañana será un día de evaluación y seguramente a partir de la evaluación nos tomaremos unos días para hacer propuestas", afirmó.

   "Las actuaciones que se lleven a cabo serán de mucha más selectividad y concreción que las que hemos tenido que llevar a cabo en 2009", anunció la vicepresidenta, que no quiso ser más concreta sobre las medidas que se aprobarán.

   COMPROMISO CON EL PEC

   Recordó que la deuda de España seguirá en los próximos años "bastante por debajo de la media de la eurozona y de la UE" debido a que el sistema financiero "no ha necesitado inyecciones de capital" como en otros países. En cambio, el déficit español sí supera la media porque el aumento del paro ha obligado a "hacer políticas de gasto fiscal más intensas". "Es previsible que esa situación continúe así durante el año 2010", afirmó.

   Pese a este aumento del déficit, Salgado aseguró que España, como el resto de países de la UE, sigue comprometida con el cumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento porque ha permitido "estabilizar nuestras finanzas" y "un crecimiento sostenible" en los últimos años.

   "En el año 2010, nuestra situación en términos de empleo nos va a exigir esfuerzos adicionales, pero tan pronto como nuestra situación en términos de empleo comience a mejorar iniciaremos las actuaciones para volver a ese 3%", aseguró la vicepresidenta, que recordó que el Gobierno debe presentar a Bruselas en octubre un plan para explicar cómo reducirá el déficit en el marco del procedimiento por déficit excesivo abierto contra España.

   La UE pide a España que reduzca su déficit por debajo del 3% en 2012 y que empiece los esfuerzos de consolidación fiscal en 2010.

Editor de InmoDiario.