Inmodiario

El conseller de Movilidad y Vivienda del Gobierno de las Islas Baleares, Josep Marí, ha firmado la primera resolución para la expropiación de uso de viviendas vacías de grandes tenedores inscritas en el Registro de grandes tenedores de las Illes Balears. En esta primera resolución de expropiación se incluye un total de 56 viviendas.

Esta expropiación de uso o cesión de uso es una medida incluida en la Ley 5/2018, de 19 de junio, de la vivienda de las Illes Balears, y, con el alcance de la resolución adoptada, es pionera a todo el Estado.

La resolución supone el inicio de la expropiación del primer paquete de pisos vacíos de grandes tenedores que -una vez completado todo el proceso legalmente establecido- se podrán incorporar al parque de vivienda social que gestiona el IBAVI durante siete años.

De las primeras 56 viviendas cuyo uso se expropiará durante siete años hay 27 ubicadas en Mallorca, 23 en Menorca y 6 en Ibiza.

Las 27 viviendas de Mallorca están situadas en Palma (11), Inca (11), Llucmajor (2), Manacor (2) y Calvià (1).

Las 23 de Menorca se encuentran en Ciutadella (17) y Maó (6).

Los seis de Eivissa están en Eivissa (1), Santa Eulària des Riu (2) y Sant Antoni de Portmany (3).

En los próximos días se publicará la resolución en el BOIB, se notificará a los grandes tenedores la expropiación de uso y se abrirá un plazo para la presentación de alegaciones.

Estas viviendas han sido visitadas por personal técnico de la Dirección General de Vivienda y Arquitectura y se han considerado adecuadas (por sus dimensiones, características y estado) para incorporarse al parque de vivienda social.

El conseller ha destacado que con esta primera resolución se empieza a materializar una de las iniciativas más innovadoras de la Ley de la vivienda de las Illes Balears: la cesión obligatoria de los pisos vacíos de los grandes tenedores en aquellos lugares donde hay una objetiva necesidad de vivienda.

"Es una medida pionera en todo el Estado. En estos momentos, a pesar de que hay algunas comunidades que tienen figuras asimilables, están, la mayoría, en fase de detección de pisos vacíos y no se ha producido ninguna medida de cesión obligada de viviendas del alcance de la que hoy se inicia en las Illes Balears, que incluye 56 pisos", ha explicado Josep Marí.

Ha insistido el conseller en que esta es una medida que permite sacar pisos del mercado especulativo para ponerlos en manos de quien más lo necesita y retorna su función social a la vivienda, que se incumple estando los mismos cerrados.

La cesión de uso es un procedimiento expropiatorio, por lo que no es gratuito para la Administración, que tendrá que pagar un justiprecio para poder utilizar durante siete años estos pisos y destinarlos a alquiler social.

Para este primer paquete de pisos por expropiar, se prevé un coste de 1,8 millones de euros. A los grandes tenedores -según determina la ley- se les paga una compensación por la expropiación de uso por los siete años en un único pago.

El precio de compensación que pagará el Govern por estas viviendas es considerablemente inferior a los precios de alquiler que tiene registrados (como índice de referencia de precios) para la comunidad autónoma de las Illes Balears el Ministerio de Transportes,Movilidad y Agenda Urbana. Este índice fija un precio medio mensual de 624 euros, mientras que la cantidad que pagará el Govern es de una media de 391 euros mensuales.

Las personas a las que se les adjudicarán estos pisos (una vez que se incorporen al parque público) pagarán un alquiler que siempre estará adaptado a su capacidad económica y nunca superará el 30% de sus ingresos. El Govern asume con recursos públicos la diferencia entre el alquiler que pagará el inquilino y la compensación al gran tenedor, si se da esta circunstancia.

Detalle de distribución de los pisos por islas y su coste:

Para los pisos de Mallorca la media del precio que el Govern pagará al gran tenedor es de 408 euros al mes. La previsión total es de 926.000 euros en compensación por la cesión.

En Menorca, el precio medio que se pagará será de 336 euros mensuales (un total de 649.000 euros por la compensación al gran tenedor).

En Ibiza es donde se pagará el precio más alto: 530 euros mensuales. La previsión presupuestaria para Ibiza es de 266.00 euros para la indemnización a los grandes tenedores.

Finalmente hay que recordar que, paralelamente a la expropiación de uso de este primer paquete de pisos, el Govern sigue una segunda línea de acción respecto de los pisos de los grandes tenedores: el ejercicio del derecho de tanteo y retracto en las operaciones de disposición de viviendas entre los grandes tenedores. Al mismo tiempo, refuerza el control sobre los grandes tenedores, con sanciones más graves por los incumplimientos.

El objetivo es, por esta segunda vía, poder adquirir unas 40 viviendas para destinarlas también a alquiler social. De momento, se ha iniciado ya el proceso de adquisición por esta vía de ocho viviendas ubicadas en Palma, Manacor y Es Mercadal.