Inmodiario

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha avanzado el Pacto Social por la Vivienda 2021-2025, con el objetivo de movilizar más de 1.080 millones de euros y llegar a 70.000 familias.

Durante la firma, Feijóo aseveró que se da así un paso adelante fundamental, consensuando las prioridades con el sector y con los consumidores, dentro del Observatorio Gallego de Vivienda.

Estructurado en cuatro líneas estratégicas y con cerca de medio centenar de acciones que combinan medidas implantadas con 12 iniciativas novedosas, el titular de la Xunta subrayó que para conseguir todos los objetivos se prevé una inversión directa de unos 433 millones.

"Es decir, una inyección importantísima de recursos dirigida a particulares y empresas con la que estimamos una movilización de 1.083 millones de euros entre fondos públicos y privados", reiteró, asegurando que, de este modo, se contribuirá a mantener, aproximadamente, 30.000 puestos de trabajo y a reactivar la economía tras la incertidumbre y la actividad a causa de la pandemia.

Un nuevo impulso a la adquisición de viviendas protegidas

Dentro de la línea estratégica por hacer más accesible a vivienda, Feijóo se refirió a la puesta en marcha de medidas para dar un nuevo impulso a la adquisición de viviendas protegidas, mediante ayudas de hasta 20.000 euros para familias con ingresos inferiores a 4,5 veces el IPREM.

"De este modo, conseguimos un doble objetivo: ayudar, sobre todo a los jóvenes, a que puedan comprar una vivienda y reactivar el sector de la construcción; y potenciar la promoción de la vivienda protegida, con un mejor análisis de los costes para los promotores, y adaptando los períodos de protección", explicó.

Asimismo, destacó que la Xunta lanzará, también, el alquiler con opción a compra para menores de 35 años, de manera que los dueños puedan incluir esta opción hasta el quinto año, manteniendo un precio establecido, y a cambio tengan acceso a ayudas de hasta 8.000 euros.

Además de impulsar la movilización de las viviendas vacías, fomentando su arrendamiento, con ayudas de hasta 8.000 euros para los propietarios, a cambio de la cesión en usufructo y la gestión del alquiler por parte de la Administración autonómica durante 10 años.

Y, para paliar la exclusión residencial, se impulsarán instrumentos de colaboración entre la Xunta y las entidades de servicios sociales, para velar por la atención a los colectivos vulnerables.

Regeneración de los espacios urbanos

Dentro de la apuesta por la regeneración de los espacios urbanos, la rehabilitación de viviendas y el compromiso con las zonas menos pobladas, Feijóo aseveró que el Gobierno gallego seguirá fomentando la reconstrucción de viviendas en núcleos rurales, mediante incentivos a particulares que sean autopromotores de viviendas en ayuntamientos con saldo demográfico negativo.

Asimismo, se lanzará un programa de núcleos rurales en abandono, para facilitar a los ayuntamientos su dinamización y puesta en el mercado, con ayuda de herramientas informáticas que se pondrán a su disposición para darlos a conocer. Y, se seguirá con el programa de Áreas Rexurbe -los espacios delimitados en los que se acometen actuaciones conjuntas de rehabilitación y dinamización-, vigente en ayuntamientos como Mondoñedo, A Coruña o Ribadavia.

En lo tocante a la estrategia por el suelo residencial, Feijóo afirmó que se priorizarán las ofertas para construir viviendas de protección autonómica, destinadas a las personas con mayor dificultad.

Por otra parte, se implantarán medidas como la puesta en funcionamiento del registro de informes de evaluación de edificios; o un plan de cesión y venta de locales del IGVS, para favorecer su arrendamiento a favor de entidades sociales sin ánimo de lucro, con un período de carencia de tres años y renta limitada durante cinco.

"En definitiva, diseñamos en consenso con el sector una batería de medidas en todos los frentes, para ayudar a los jóvenes a adquirir viviendas en ayuntamientos de menos 5.000 habitantes o en cascos históricos; con diversas ayudas al alquiler; o con un incremento del 25% de las subvenciones a la rehabilitación en municipios de menos de 5.000 habitantes", dijo, a modo de resumen, refiriéndose también a la apuesta por el reequilibrio territorial.

Desarrollo de otras medidas ya implantadas

Feijóo hizo hincapié en que, además de las nuevas medidas, la Xunta seguirá desarrollando medidas ya implantadas como: el Programa Rexurbe, con 10 millones de euros para actuaciones directas; o la construcción de viviendas de promoción pública en las grandes ciudades, en lo que se invertirán 7,75 millones este año. Así como aportando suelo residencial para vivienda protegidas en A Coruña (Ofimático), en Pontevedra (Valdecorvos) o en Vigo (Navia), con una inversión en este último de 8 millones de euros.

En este misma línea, recordó que, a partir de mañana, podrán solicitarse otra vez las ayudas del Bono de alquiler social, que llegará a, "como mínimo", 800 familias más vulnerables, por un período de hasta seis años.

En total, se concederán 225 euros de ayuda cada mes, otra cuantía adicional de 600 euros para formalizar los contratos y un complemento durante todo el año que cubre el 100% del pago de la renta, explicó.

El presidente del Ejecutivo gallego concluyó reiterando el compromiso del Gobierno gallego con una vivienda más accesible, con la rehabilitación y con la regeneración de los espacios.