Inmodiario

El Gobierno de la Junta de Castilla-La Mancha ha hecho partícipe a la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) de la región de la Ley de Medidas Integrales para la protección del patrimonio inmobiliario, la seguridad ciudadana y la convivencia vecinal y contra la ocupación ilegal de viviendas.

El consejero de Fomento, Nacho Hernando, ha mantenido un encuentro con la presidenta de la FEMP Castilla-La Mancha, Tita García Élez, donde le ha presentado el anteproyecto de ley y al que también ha asistido la directora general de Vivienda, Inés Sandoval.

Hernando ha destacado que "el Gobierno de Emiliano García-Page lo que lleva planteando, desde hace cinco años, es que ni haya desahucios injustos ni tampoco ocupaciones ilegales". Se trata, ha dicho, "de defender a la gente más humilde que más ayuda necesita, pero eso también significa no mirar para otro lado cuando tienen problemas de convivencia vecinal con determinadas personas que están llevando a cabo actos delictivos".

En este sentido, ha remarcado que es un error contraponer la política que se lleva a cabo en el ámbito de vivienda y la ocupación ilegal, ya que "no es una elección, de una cosa o la otra" y ha destacado que "ese es el error, contraponerlos; ya que hay que hacer una política de vivienda, como se está haciendo", y ha puesto como ejemplo el aumento de las ayudas durante las legislaturas del presidente García-Page que "ha otorgado 12,5 veces más ayudas que el PP de Cospedal".

Aunque, ha añadido que "no podemos mirar hacia otro lado cuando se cometen hechos delictivos, ya sea en viviendas propiedad de la Junta, como en viviendas privadas, porque tenemos responsabilidad como administraciones públicas con la gente que está sufriendo esa problemática".

Asimismo, el consejero ha pedido el apoyo de los grupos parlamentarios para "que podamos llegar a un acuerdo de manera conjunta en las Cortes de Castilla-La Mancha, y sobre todo, porque el texto que ha planteado el Grupo Parlamentario Socialista, con la colaboración del Gobierno de Castilla-La Mancha, es un texto verdaderamente con mucha profundidad, con mucho realismo, aplicable, abarcable y que además viene acompañado, apoyado y avalado por quienes también están sufriendo este problema, que son los alcaldes y alcaldesas de Castilla-La Mancha y que nos han hecho llegar sus aportaciones para poder entre todos resolver este problema".

Además, el responsable de Fomento ha solicitado formar parte de la Comisión regional contra la ocupación ilegal de viviendas que ha puesto en marcha la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha.