Inmodiario

El consejero de Innovación, Industria, Transporte y Comercio del Gobierno de Cantabria, Francisco Martín, ha puesto de manifiesto, desde las vías ferroviarias de Lantueno, la urgencia en la conexión con tren con la 'Y' vasca tras la interrupción de la línea de ferrocarril Palencia-Santander que tendrá aislada a Cantabria en los próximos días en la circulación de mercancías con destino al puerto de Santander, aunque está previsto que Renfe disponga de un transbordo en cercanías entre Pesquera y Reinosa y en larga distancia de Santander-Palencia.

"Llevamos años pidiendo la conexión entre el Corredor del Atlántico con la Y vasca, y si ya tuviéramos esa conexión, este accidente sería anecdótico", ha dicho Martín que ha añadido que "no podemos depender de una sola conexión ferroviaria de vía simple. Eso no ocurre en ningún sitio de España", ha insistido el consejero que ha manifestado su preocupación por la situación de aislamiento que según ha informado el presidente de la Autoridad Portuaria, Jaime González, ya ha obligado a suspender más de una veintena de trenes con automóviles, mercancías agroalimentarias y las que diariamente transporta Cementos Alfa desde Mataporquera que necesariamente han desviado los convoyes a otros puertos del litoral Cantábrico.

Martín, que ha estado acompañado también del director general de Transportes y Comunicaciones, Felipe Piña, ha señalado que no es momento para hacer balance, pero sí para poner de manifiesto que Cantabria no puede depender de una sola conexión ferroviaria de vía simple.

"Es cierto que se está redactando el estudio informativo con la Y vasca y que el Gobierno de la Nación se ha comprometido con en este intento, pero también es cierto que las advertencias de estar reposando toda nuestra economía regional en una única vía con siglo y medio de antigüedad es una realidad", ha indicado el consejero.

El consejero de Industria ha explicado que el ecosistema económico de Cantabria pasa por un cordón umbilical que es la línea férrea, la única que permite a la región exportar mercancías y que nos conecta con Castilla.

Martín ha recordado que el Gobierno de Cantabria lleva años anunciando que es una vía frágil cuando se producen averías, y que en términos de pasajeros generan molestias, pero en términos de mercancías, el riesgo que hoy se ha planteado es el de dejar al puerto y a la estructura económica de Cantabria sin conexión con el resto del mundo.

El consejero ha reconocido que se ha tenido bastante suerte porque las afecciones podrían haber sido mucho mayores y se limitan a una torre que sostiene la catenaria y unos cientos de metros de balastro descalzado que ADIF prevé reparar en cuatro días, aunque Martín espera y desea que sean menos.