Inmodiario

El Gobierno de Asturias convocará en los próximos días a los agentes sociales y económicos para la puesta en marcha de una mesa de diálogo en la que se abordarán los efectos de la descarbonización para la economía regional.

El consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández, lo ha anunciado en la Junta General, durante la comparecencia en la que ha avanzado las prioridades de su departamento para esta legislatura.

"El objetivo de nuestra acción política es lograr una transición justa con Asturias que convierta las amenazas en oportunidades y aproveche las potencialidades de la comunidad en los procesos de mejora de la eficiencia, la diversificación energética y la introducción progresiva de las energías renovables, de manera que no se produzcan desfases que puedan comprometer la garantía y calidad del suministro o el empleo", ha subrayado.

En este ámbito, desde la consejería se elaborará, con el apoyo de la Comisión Europea y del Gobierno de España, una estrategia de transición que permita continuar identificando proyectos singulares de reactivación. También se dará prioridad a la evaluación del potencial regional en diversificación energética y el desarrollo de renovables, con especial atención a la energía eólica; la movilidad eléctrica y el aprovechamiento de recursos endógenos, como el almacenamiento de energía procedente de activos mineros.

Industria

El sector industrial será otro de los ejes prioritarios para este mandato, por lo que se articularán políticas transversales que afectarán a todas las direcciones generales y organismos de la consejería. En este sentido, desde el Instituto de Desarrollo Económico (Idepa) se dará prioridad a la digitalización de las empresas industriales y se habilitará un punto de atención específico donde estarán disponibles todas las herramientas, líneas de apoyo y recursos para avanzar en la Industria 4.0.

De cara al proceso de descarbonización, el Ejecutivo autonómico exigirá al próximo Gobierno de España la aprobación de un estatuto para las industrias electrointensivas, la continuidad de los programas de compensación por los costes de CO2, la puesta en marcha de un pacto de Estado por la industria y el establecimiento de ajustes en frontera que limiten las importaciones de productos siderúrgicos de terceros países.

Promoción económica e internacionalización

En el ámbito de la promoción económica, se reforzará Invest in Asturias, la unidad de atracción de inversiones del Idepa, con el fin de impulsar la captación de proyectos empresariales. También está previsto crear una unidad de aceleración de inversiones estratégicas con alto impacto en empleo e inversión para optimizar los tiempos de tramitación y facilitar la llegada de potenciales interesados.

Asimismo, se favorecerá la incorporación de las empresas a los mercados internacionales y la ampliación de la presencia exterior de las que ya exportan, como medio eficaz para diversificar el riesgo y la dependencia de los ciclos económicos regionales.

Empleo y formación

En materia de empleo, Industria trabajará en reorientar el Servicio Público de Empleo (Sepepa) con el propósito de mejorar su capacidad de intermediación laboral, su incidencia en la reducción del paro y el aumento de la población activa. Para ello, se reforzarán los canales de comunicación entre las oficinas de empleo y las empresas mediante visitas que permitan la captación de más ofertas y un mayor conocimiento de los servicios ofrecidos por el organismo.

También se trabajará en la eliminación de las desigualdades en cuanto al acceso de la ciudadanía al mercado laboral, impulsando programas de empleo y planes específicos para compensar las dificultades de inserción de los colectivos más desfavorecidos.

Finalmente, en coordinación con otras áreas del Gobierno y con los agentes sociales y económicos, se trabajará para impulsar la FP dual y las habilidades Steam (aquellas relacionadas con la ciencia, la tecnología, la ingeniería, las artes y las matemáticas), con el fin de de adaptar la oferta formativa a las necesidades del mercado de trabajo.

Comercio y emprendimiento

A lo largo de la legislatura, se impulsará un programa de digitalización orientado a pymes y micropymes comerciales, para facilitar su transformación tecnológica. En colaboración con las asociaciones del sector, se articularán acciones formativas, consultorías personalizadas, ayudas a la inversión y programas de cooperación empresarial. También se mantendrá el apoyo a los entornos urbanos comerciales, al tiempo que se promoverá una estrategia específica en el ámbito rural.

Asimismo, está previsto elaborar un plan director de economía social, redactar el quinto programa para el fomento de la cultura emprendedora (2020-2023) y desarrollar el 'cheque emprendedor', una nueva ayuda al emprendimiento innovador.

Prevención de riesgos laborales

En el ámbito de la prevención y seguridad en el trabajo, la acción del Gobierno se orientará a avanzar hacia el bienestar laboral a través de la promoción de entornos más seguros y saludables. Desde el Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales (IAPRL) se elaborarán planes periódicos de salud, seguridad y medio ambiente laboral, con especial atención a pymes, micropymes y a trabajadores autónomos. Asimismo, se trabajará en la perspectiva de género desde el punto de vista preventivo y se abordará la elaboración de un nuevo Plan Estratégico de Seguridad, Salud y Medio Ambiente Laboral.

Todas estas políticas y ejes de actuación irán dirigidos, según el consejero, "a lograr que la economía asturiana crezca por una senda que la haga competitiva, sostenible, inclusiva, dinámica y resiliente". El objetivo es "avanzar hacia un desarrollo económico capaz de generar empleo y riqueza suficientes para preservar la calidad de los servicios públicos y permitir a la ciudadanía desarrollar libremente su proyecto de vida", ha precisado Fernández.