Inmodiario

Euskadi está comprometida con proteger su futuro, y en especial a los colectivos más vulnerables. Cuenta con unas altas cotas de bienestar, pero aún tiene por delante desafíos, y muchos de ellos se recopilarán en la Agenda Urbana, denominada Bultzatu 2050, la hoja de ruta que pondrá encima de la mesa las principales carencias en las que se debe trabajar y hará propuestas de mejora en campos como la vivienda, la salud, el empleo, los servicios sociosanitarios y la energía o las medidas necesarias para reducir los riesgos derivados de los efectos del cambio climático o la calidad del aire.

En un plazo de un año se espera tener un documento definitivo. De momento, se están dando los primeros pasos, presentados hoy en Bilbao por parte del Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco durante el congreso Euskal Hiria.

Este trabajo está alineado con los objetivos señalados por ONU-Hábitat. Todo parte del acuerdo adoptado en 2016 por los líderes mundiales para fijar un conjunto de objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos.

Cada objetivo tiene metas específicas que deben alcanzarse en los próximos 15 años. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (conocidos por sus siglas, ODS) son 17, que están agrupados en la Agenda Global 2030, y para alcanzarlos, todos tienen que hacer su parte: los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil.

El objetivo número 11 habla de las 'Ciudades y comunidades sostenibles', y exige garantizar a todas las personas vivienda, salud, educación, empleo, energía, igualdad, paz y unos ecosistemas sanos.

Y es ahí donde entra de lleno la Agenda Urbana de Euskadi, Bultzatu 2050, cuyo fin es "conseguir unas ciudades y pueblos inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles, en los que nadie se quede atrás". En otras palabras, fija su atención en los puntos más débiles, con el objetivo de superar las diferencias y mejorar los desequilibrios que ahora pueden existir.

Se centra en diez ámbitos temáticos que comprenden aspectos básicos como: el empleo, la salud, la vivienda, los servicios sociosanitarios, la movilidad y la energía, según ha expuesto Ignacio de la Puerta, director de Planificación Territorial, Urbanismo y Regeneración Urbana del Gobierno Vasco.

Desde una perspectiva global, la agenda está elaborando un primer diagnóstico de la situación actual, e identifica las estrategias de cada departamento relacionadas con la ODS 11. En la Agenda Urbana de Euskadi no solo participará el Gobierno Vasco, sino que también incentivará la participación de los territorios, los municipios y todos los agentes sociales, políticos y económicos.

La Agenda abarca temas muy diversos. Desde el envejecimiento hasta el paro, las rentas bajas o las viviendas antiguas. También aborda el aspecto ambiental de los recursos, es decir, la dependencia energética (que en Euskadi alcanza un 93%), de materias primas; o la autosuficiencia alimentaria (el País Vasco solo se autoabastece del 19% de los productos agrícolas que consume); la gestión de residuos, o la adaptación al cambio climático, con algunas situaciones de riesgo sobre todo en la costa.

En paralelo a este trabajo, el Gobierno Vasco ya está implementando planes de acción, como la intervención en los barrios más desfavorecidos, donde se concentra el 31% de la población. Ya está implementando diversos programas, algunos con el respaldo de la UE.

Además, la Agenda permitirá disponer de indicadores de sostenibilidad territorial y urbanística que analizarán el modelo urbano y territorial, el consumo de suelo, la densidad de población, el impacto del desarrollo urbano o la previsión de vivienda. Además, se medirá también la situación socio-económica, la medioambiental o la de las infraestructuras.

"Temas que no conocen fronteras"

Dentro del programa de Euskal Hiria, la primera jornada del Congreso abordó la situación de Euskadi dentro del Arco Atlántico y se centró en algunas grandes cuestiones que no conocen de fronteras, como el clima y la energía, el comercio y el turismo. Pero que, a la vez, exige que se tomen medidas y se planifique desde la Administración.

Antxon Olabe, asesor del Ministerio para la Transición Ecológica, dio a conocer las estrategias que está poniendo en marcha el Gobierno de España en materia de clima y energía, alguna de ellas drásticas. También se conocieron algunos datos a modo de diagnóstico de cómo está Euskadi en la economía circular.

Desde Francia, Pascal Madry, del l'Institut de la Ville et du Commerce, llamó la atención sobre un problema que está surgiendo en el país vecino, con la desertización de los centros de las ciudades, y de las plantas bajas, debido a la proliferación de los grandes centros comerciales de la periferia. Pilar Zorrilla, profesora de la UPV, dio su visión sobre cómo los comercios del casco urbano deben reaccionar ante todos los fenómenos que suceden a su alrededor.

  • Tags