Inmodiario

La empresa Dragados, filial de ACS, titular de la concesión para la gestión del servicio de conservación de la infraestructura viaria de la ciudad de Madrid, ha presentado una solicitud ante el Ayuntamiento de Madrid para resolver de mutuo acuerdo el contrato que ambas partes formalizaron el 14 de enero de 2014.

La concesionaria alega resultarle inconveniente el mantenimiento del contrato, debido a la rigidez técnica del mismo y a los desequilibrios económicos que ésta provocan en la ejecución del contrato, al tiempo que considera que la nueva estructura competencial del Ayuntamiento de Madrid, fruto del Acuerdo de la Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid de 19 de julio de 2018, puede resultar menos compatible con el actual modelo de gestión del servicio del que hasta ahora se ocupa esta empresa.

Los problemas de compatibilidad del nuevo modelo de gestión ya fueron puestos de manifiesto por el Pleno del Ayuntamiento en su Acuerdo de 24 de julio de 2018. En dicho acuerdo se planteaba la conveniencia de impulsar un cambio en el actual modo de organización y gestión del servicio y, por tanto, del actual contrato.

Así, el Pleno instaba al equipo de gobierno municipal a que, con carácter urgente, adoptara las decisiones necesarias para revisar la actual forma de organización de la prestación del servicio de conservación de infraestructuras viarias, con el fin de ajustarla a la nueva estructura competencial del Ayuntamiento, que se basa, precisamente, en su descentralización en los distritos y en los órganos del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano Sostenible.

La existencia de este acuerdo del Pleno del Ayuntamiento, y su carácter urgente, determinó que, en el verano pasado, los servicios municipales comenzaran a elaborar estudios técnicos, jurídicos y económicos que permitieran al gobierno municipal adoptar la decisión que mejor pudiera responder tanto al mandato del Pleno como a las necesidades de los vecinos y a los intereses generales de la ciudad.

Con la presentación de la solicitud de la concesionaria para resolver de forma pactada el contrato cobran, si cabe, mayor importancia los estudios elaborados por los técnicos municipales, por cuanto permitirán iniciar desde este mismo momento, sobre una base concreta y específica, las negociaciones con la empresa. Todo este trabajo ya adelantado hace posible prever que la nueva organización del servicio podrá comenzar a funcionar en el plazo aproximado de un año.

La solicitud presentada por la actual concesionaria abre así el correspondiente proceso en el que las partes pactarán las condiciones de la resolución y también, especialmente, la forma en que habrá de garantizarse la continuidad de la prestación del servicio hasta en tanto éste no sea asumido por los propios órganos municipales y los distritos, de manera que en ese tiempo no se resientan las actuaciones de conservación, mantenimiento y reparación de pavimentos y demás infraestructuras viarias.

  • Tags