Inmodiario

Más de 7.000 familias gallegas se beneficiarán este año de algunas de las medidas impulsadas por la Xunta con el fin de mejorar y facilitar el acceso a la vivienda en la comunidad. Así lo aseguraba la conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, que compareció en el Parlamento para explicar las líneas de actuación de su departamento en materia de vivienda protegida y algunas de las novedades que se pondrán en marcha el próximo año.

En este sentido, los tres grandes ejes que guían las políticas de vivienda de la Xunta, según detalló la conselleira, son el impulso a la vivienda protegida, a través tanto de nueva construcción como por la vía de la rehabilitación, la apuesta por el alquiler en respuesta a la tendencia actual de incremento de la demanda de esta modalidad, y el compromiso con los colectivos más desfavorecidos para garantizarles el acceso a ayudas cuando estén afectados por procesos de desahucio.

Así, Vázquez Mejuto se refirió al impacto que están teniendo en la actualidad estas políticas, con casi 160 viviendas protegidas en marcha en estos momentos: 129 de nueva construcción y 28 más que están siendo rehabilitadas para ponerlas a disposición de los ciudadanos con una inversión de 22 millones. Este dato refleja, en palabras de la conselleira, que el Gobierno gallego sigue apostando por la vivienda de promoción pública, poniendo el foco en las grandes ciudades donde la demanda es mayor, pero también con programas y ayudas específicas en los ayuntamientos pequeños.

De cara al próximo año, la conselleira explicó que su departamento seguirá en la misma línea de actuación, apostando por unas políticas de vivienda que responden y se adaptan a la actual realidad social y económica y a las nuevas demandas de la sociedad gallega, con el objetivo de que la cifra de familias a las que se llegó en 2018 siga incrementándose. Con este objetivo, recordó que el presupuesto total de la consellería para atender sus competencias en materia de vivienda, suelo residencial y empresarial rondará los 120 millones de euros, un 2,7% más que el este año.

Concretamente y con el fin de poner a disposición de los ciudadanos más viviendas de protección, se refirió a los cerca de 20 millones de euros que se movilizarán en los presupuestos de 2019 para la construcción de nuevos inmuebles, ayudas a la adquisición de vivienda en ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes o la promoción y el desarrollo de suelo residencial para seguir ampliando el parque de viviendas protegidas.

En materia de rehabilitación, un aspecto para el cual en los presupuestos del próximo año se reservan casi 36 millones de euros, Vázquez Mejuto explicó que seguirá siendo una vía importante de actuación a través de programas como el Rexurbe para lograr incorporar al parque de viviendas disponibles, inmuebles actualmente vacíos y que están localizados principalmente en núcleos históricos.

En cuanto a las políticas de alquiler, la titular de Vivienda explicó que en estos momentos todos los indicadores apuntan a que la tendencia actual es que los ciudadanos se inclinen más por vivir en régimen de alquiler. En respuesta la esta demanda, la Xunta seguirá fomentando el alquiler a través de la movilización de viviendas desocupadas para incorporarlas al actual parque público de inmuebles en régimen de alquiler y a la vez, articulará ayudas a promotores, ayuntamientos y cooperativas para que se animen a construir viviendas en alquiler con un deber de destino de 25 años, un programa dotado con 2,3 millones en 2019.

Por último, la conselleira reafirmó el compromiso de la Xunta con las políticas y los programas dirigidos a garantizar el acceso la una vivienda digna a los colectivos más desfavorecidos. En concreto, se refirió a los afectados por desahucios, dándole continuidad a las 12 medidas pensadas específicamente para atender estos casos y dotadas con 2,6 millones de euros, y manteniendo en funcionamiento el Programa de Realojo de Afectados por Ejecuciones Hipotecarias y el Bono de Alquiler Social (que dispondrá en 2019 de 2,2 millones).

Novedades fiscales

Asimismo, Ángeles Vázquez también se refirió a una importante novedad fiscal prevista en los presupuestos de la Xunta de 2019: la rebaja del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales para la compra de vivienda usada para uso habitual. Esta tasa pasará del 8% al 7% en este tipo de transacciones y en caso de que el comprador pueda acreditar su condición de familia numerosa, sea una persona con discapacidad o tenga menos de 36 años a rebaja pasará del 4% al 3%.

Con esta revisión fiscal, la conselleira estimó que aproximadamente unos 10.000 gallegos pagarán cada año menos impuestos al acceder a una vivienda de estas características, una medida que convertirá a Galicia, dijo, en una de las comunidades con la tributación más baja en este ámbito.