Inmodiario

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha considerado imprescindible alcanzar en España un acuerdo sobre el agua. Ha realizado estas declaraciones en Entrerríos en la conmemoración del 30 aniversario de la creación de la Mancomunidad de Vegas Altas, donde ha valorado los logros que se consiguen cuando se trabaja en torno a un proyecto común buscando soluciones a los problemas de forma conjunta.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha subrayado la importancia de alcanzar sinergias en recursos clave como el agua y ha valorado la inversión que se ha hecho en los últimos años en este sentido para que la red de abastecimiento llegue a todos los lugares y, además, el agua sea de una excelente calidad.

Ha considerado que existe ahora un antes y un después en todo lo relativo al cambio climático y ha indicado que en la actualidad la sociedad es más consciente de que éste representa un problema real cuyas consecuencias son ya visibles.

Fernández Vara ha destacado el modelo de desarrollo cooperativo de la región y los buenos resultados que éste ha dado en zonas como las Vegas Altas del Guadiana, al tiempo que ha insistido en la necesidad de que el Gobierno de España siga invirtiendo en proyectos que permitan el aprovechamiento del agua.

Ha indicado que el hecho de que Extremadura cuente con entre el 25 y el 30 por ciento del agua embalsada del país es una potencialidad que debe contribuir al desarrollo de la región para que ésta permita que los ciudadanos puedan desarrollar aquí sus proyectos de vida.

El presidente de la Junta ha reiterado que desde la región se será muy exigente con el Gobierno de España para que éste trabaje conjuntamente con la comunidad en las soluciones que ésta necesita.

Guillermo Fernández Vara ha valorado la importancia de los trabajos que se realizan pegados al territorio de forma conjunta para propiciar que los ciudadanos tengan acceso a los mismos recursos y servicio.

Ha destacado el papel que han jugado los alcaldes y ha reconocido la labor de los primeros regidores que en los años ochenta encontraron todo por hacer en los pueblos, incluida la red de abastecimiento de agua potable.

"Hubo un trabajo fundamental", ha aseverado, al tiempo que ha manifestado que si el siglo XX fue el de los estados-nación, el siglo XXI será el de lo local porque es ahí donde se desarrolla la vida de las personas, un entorno cercano donde, ha concluido, será esencial todo lo que tiene que ver con la economía verde y circular.

  • Tags