Inmodiario

La Estrategia del delta del Llobregat es una nueva hoja de ruta para impulsar hasta el año 2025 un crecimiento económico sostenible inclusivo, mejores conexiones y más espacios libres abiertos al disfrute ciudadano. Ha sido elaborada conjuntamente con los ayuntamientos de L'Hospitalet y El Prat de Llobregat y los operadores públicos de la zona, y consta de 30 medidas con una inversión prevista de 1.800 millones de euros.

Las medidas se agrupan en ejes de acción relativos a la reactivación de los espacios generadores de actividad y empleo, la sostenibilidad, la habitabilidad y las infraestructuras. La estrategia también incluye mecanismos que establecen las actuaciones de apoyo necesarias, la gobernanza colaborativa entre las diferentes administraciones y los agentes implicados y la participación ciudadana.

Un motor económico del área metropolitana

La plataforma económica del delta del Llobregat consta de 1.500 hectáreas de polígonos y áreas de producción económica, entre los cuales se incluyen el polígono de la Zona Franca, Mercabarna, Fira de Barcelona, el puerto y el aeropuerto. En esta trabajan más de 75.000 personas y, a pesar de incluir grandes corporaciones, un 88 de las empresas que tienen sede allí son pymes.

La estrategia incluye medidas orientadas a consolidar los usos industriales sostenibles que se desarrollan en la zona y a atraer nuevos proyectos empresariales ecoeficientes, generadores de empleo de calidad e inclusivo de ámbitos como la logística, la alimentación, la automoción o las tecnologías de la información. También se reactivará la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del Puerto de Barcelona para optimizar el uso de un 20 % del espacio, que actualmente está desocupado.

Se plantea la creación de un parque industrial de pymes en un espacio industrial de 157.000 metros cuadrados edificables que actualmente se encuentra en desuso, y se han establecido las bases para transformar Mercabarna en un mercado orientado a los productos ecológicos y de proximidad.

Protección del patrimonio medioambiental

Las diferentes administraciones y organismos se alían para preservar los espacios naturales de la plataforma económica del delta, mediante medidas como el impulso de la barrera hidráulica contra la intrusión salina o el aprovechamiento del agua regenerada de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de El Prat de Llobregat para usos industriales.También se apuesta por generar energía verde con el aprovechamiento fotovoltaico de las cubiertas de las naves industriales y el aprovechamiento que realizan los establecimientos industriales del ámbito de los recursos renovables y de la energía solar.

La mejora de la conectividad mediante el transporte público —con la puesta en marcha del ramal de la línea 10 del metro, el nuevo acceso de Cercanías a la T1 y la reestructuración de la red de bus— también contribuirá a la preservación medioambiental de la zona.

Un espacio más habitable, más ciudadano

En la Marina del Prat Vermell se prevé la construcción de más de 10.000 viviendas, con una dotación importante de vivienda protegida, espacios libres y equipamientos que contribuyan a compatibilizar la actividad económica con la residencial y que hagan del delta del Llobregat un espacio más habitable.

El incremento del uso ciudadano de la zona se verá potenciado por la ampliación de los corredores verdes en diferentes vías de la zona y por la construcción de los conectores ecológicos que permitirán configurar una red continua.

Mejora de infraestructuras

La estrategia plantea una serie de mejoras en las redes de infraestructuras de servicios para aumentar la garantía y calidad de los suministros. Entre otras actuaciones, se propone:

- Crear nuevas interconexiones de la red de agua potable del sistema de El Prat y el sistema del Ter-Llobregat.

- Eliminar puntos críticos de la red de alcantarillado y drenaje.

- Llevar a cabo la conexión de la red eléctrica del área del Llobregat con la de Barcelona y aumentar la conectividad de la subestación de la ZAL.

- Aumentar la red de gas en los polígonos del área.

- Trazar y ejecutar el segundo oleoducto de conexión entre los depósitos de hidrocarburos del puerto y el aeropuerto.

Hay que establecer conexiones entre la red vial y el nuevo acceso vial para vehículos pesados por el margen izquierdo del Llobregat y el antiguo lecho del río, que lleva a cabo el Ministerio de Fomento y que es estratégico para el puerto. También se propone que se gestione el lecho desviado del río sobre la base de un consenso previo entre la administración hidráulica y medioambiental y todos los actores incumbentes.

Por último, se prevé la construcción de un nuevo paseo al pie de Montjuïc que enlace el paseo de Josep Carner con la calle de la Mare de Déu de Port, el paseo de la Zona Franca y la calle A del polígono, que mejorará su integración en la ciudad.