Contenidos Notas de Prensa Vídeos
Bienvenido al nuevo buscador de InmoDiario. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
"El mayor riesgo para España es no hacer nada"
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • En un solo Click publica en los mejores portales y Apps de clasificados e inmobiliarios
  • Los temas más candentes, los líderes y las principales empresas del sector inmobiliario. Participe
  • ¿Listo para comenzar?
  • InmoDiario

    La mayor crisis económica de las últimas décadas ha terminado. Sin embargo, la economía española presenta importantes desafíos que exigen respuestas inmediatas dirigidas a lograr un mejor futuro para todos. En torno a esta premisa se estructura el informe "Retos Económicos España 18", realizado por el área de Contexto Económico de LLORENTE & CUENCA, la consultoría líder de Gestión de la Reputación, la Comunicación y los Asuntos Públicos en América Latina, España y Portugal.

    Jordi Sevilla, vicepresidente de Contexto Económico de la firma y responsable de este informe, ha afirmado que "el mayor riesgo para España es no hacer nada y que una parálisis política continuada puede hacernos perder posiciones competitivas y de bienestar social, por lo que el exceso de complacencia es un riesgo a evitar".

    El documento, realizado en colaboración con cinco expertos económicos, aborda los cinco principales retos de la economía española: el mercado laboral, la pobreza, las cuentas públicas, el cambio climático y la transición energética y la digitalización de le economía, analizando dónde están los puntos más débiles para actuar sobre ellos y afrontar un futuro sumido en una profunda e inmediata transformación.

    Jordi Sevilla, en un acto público celebrado esta mañana en las oficinas de la firma al que acudieron numerosos empresarios, políticos y economistas, ha señalado que, junto a estos desafíos, el principal peligro para España proviene del ámbito político. El economista ha resaltado también la necesidad de emprender reformas. "Las reformas necesarias no vendrán solas. No hacer nada no es una opción", ha concluido Sevilla.

    A continuación, se resumen los cinco retos para la economía en 2018, elaborados por Valeriano Gómez, exministro de Trabajo; Manuel de la Rocha, economista y Director de Innovación de la Universidad de la Rioja (UNIR); Miguel Marín, Socio Director AEI; Alberto Carbajo, economista e ingeniero de minas; y José Moisés Martín, Consultor y Director General de Red2Red Consultores.

    1. Crear más y mejor empleo

    El paro está disminuyendo y se está creando empleo. Pero el mercado laboral arrastra importantes problemas como el desempleo de larga duración, la temporalidad, el trabajo a tiempo parcial involuntario, la devaluación salarial o la escasa protección a los parados. 2018 debería ser un año con movimientos para abordar los retos del mercado de trabajo español, en busca de un pacto salarial que ponga freno a la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores, nuevas reformas que atajen la precariedad y el subempleo y la mejora de la protección a los desempleados y de las políticas activas de empleo.

    2. Reducir la pobreza y la exclusión social

    Uno de los efectos de la crisis económica y de las políticas posteriores ha sido el incremento, y la cierta cronificación, de la pobreza y la exclusión social. Gran parte de los ciudadanos han visto disminuir su renta y su riqueza, a la vez que se ha generado un nuevo tipo de pobreza: la de aquellos que, teniendo un empleo, no disponen de los recursos necesarios. La acción pública es más necesaria que nunca para atajar la pobreza en sus distintas vertientes, que afecta hoy en día a gran parte de la sociedad, especialmente a desempleados, niños, jóvenes y gran parte de trabajadores sumidos en la precariedad.

    3. Reformar las cuentas del sector público

    Las medidas de los últimos años, fundamentalmente en forma de recortes en el gasto público, no han conseguido recuperar todavía la salud de las cuentas públicas ni reducir el elevado endeudamiento. España necesita una nueva estrategia presupuestaria que conduzca a un superávit primario para, así, reducir la deuda pública, que es una gran vulnerabilidad de nuestra economía ante nuevos shocks. Además, la nueva estrategia debe enmarcarse en un contexto de debate sobre el sistema de financiación autonómica.

    4. Cambio climático y transición energética

    España debe actuar para afrontar los retos medioambientales y reforzar la lucha contra el cambio climático en el marco del Acuerdo de París. Las distintas actuaciones pasan por disminuir las emisiones, controlar los residuos, reforzar el papel de los impuestos medioambientales y de las energías renovables y reducir los efectos del cambio climático, pues el aumento de la temperatura del planeta afectará especialmente a países del sur de Europa como España. Distintas medidas ya están sobre la mesa como la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética o la apuesta por la descarbonización de la economía y las energías limpias.

    5. Impulsar, de manera inteligente, la economía digital

    El cambio tecnológico, la digitalización o la inteligencia artificial son realidades que traen consigo retos y cambios profundos. España debe aprovechar las nuevas oportunidades que surgen cada día generando el clima propicio para su desarrollo. Pero también debe introducir los instrumentos necesarios para afrontar desafíos como la pérdida de puestos de trabajo en sectores tradicionales.

    Te enviamos contactos cualificados y te ofrecemos herramientas para diferenciarte de la competencia
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar