Inmodiario

La vicepresidenta, portavoz y consejera de Economía, Competitividad e Innovación de la Junta de Extremadura, Cristina Teniente, y los representantes de los grupos parlamentarios han firmado la Estrategia Industrial de Extremadura para el período 2014-2020, que se va a desarrollar bajo el lema “Más industria, más empleo”.

El documento suscrito nace del consenso entre gobierno regional, grupos políticos y agentes sociales y económicos, ya que el documento ha sido negociado también  con los representantes de la patronal CREEX y los sindicatos CCOO y UGT, que suscribieron el acuerdo el pasado 14 de octubre con el presidente José Antonio Monago.

La vicepresidenta ha manifestado tras la firma del acuerdo que “el sector industrial tiene que ser protagonista de la transformación económica de la región”, ya que, ha añadido, “todos los firmantes de esta estrategia somos conscientes del ‘déficit’ industrial de la región”.

Como ejemplo, señaló que “nuestra industria manufacturera supone sólo el 7% del PIB regional, 5 puntos menos que la media nacional”, algo que, dijo, “es un reflejo de las dificultades que presenta el desarrollo y la creación de riqueza”.

La Estrategia Industrial de Extremadura, apuntó la portavoz, se basa en cinco grandes objetivos: el aumento de la producción y el valor añadido bruto, la generación de empleo, el crecimiento de la dimensión empresarial, el aumento de la intensidad exportadora y el aumento de la inversión en I+D+i.

Son cinco “pilares” básicos sobre los que el Ejecutivo ha venido trabajando a lo largo de toda legislatura, aseguró Teniente, quien añadió que para alcanzarlos, se abordarán actuaciones que se pueden agrupar en cinco ejes.

El primero de ellos está centrado en la atracción y generación de inversión en Extremadura. Para ello, dijo, “hemos considerado necesario crear las figuras de proyecto industrial estratégico y proyecto piloto industrial”.

En un segundo eje se van a poner a disposición del sector industrial todos los recursos que hagan posible que sus inversiones sean rentables. En este sentido, puntualizó, “probaremos medidas de financiación para nuevos proyectos, pero también para la consolidación de empresas ya existentes y que cuenten con planes de expansión en los mercados interiores y exteriores”.

El tercer eje pretende generar cadenas de valor sectoriales, fundamentalmente en los sectores de especialización industrial, mientras que el cuarto eje se centra en aplicar el conocimiento y las tecnologías a las empresas del sector industrial, para aumentar así su competitividad.

Y el quinto y último eje pone el acento en simplificar la gestión que las empresas industriales realizan con la administración, sobre todo en las fases iniciales de los proyectos de inversión.

Estos cinco ejes van a permitir que la Estrategia Industrial de Extremadura vaya a concentrar un volumen de recursos que cifró en unos 1.600 millones de euros de recursos públicos, a los que se sumarán otros 1.100 millones procedentes de la iniciativa privada a lo largo de los próximo seis años, hasta el 2020.

Además, la vicepresidenta indicó que el documento firmado hoy incorpora algunas novedades fruto de la negociación con los grupos parlamentarios, como por ejemplo, la anterior denominación de los polos industriales sectoriales, que cambia para llamarse sencillamente “sectores industriales estratégicos”.

Este cambio supone pasar a establecer unos polos sectoriales, de modo que lo que se primen sean las empresas vinculadas a los sectores de especialización, al margen de su ubicación.

Otro cambio significativo se refiere a la ampliación de los sectores de especialización. En la negociación se ha puesto de manifiesto que, además de los cinco sectores de especialización identificados en la Estrategia RIS3, convendría incluir a otros subsectores que tienen un cierto peso en el tejido industrial extremeño., explicó Teniente.

Otra modificación llamativa es la inclusión de Mapas de análisis de los sectores industriales, así como la ampliación de las infraestructuras estratégicas para la Comunidad Autónomas de Extremadura.

En este último aspecto, matizó Teniente, se han incorporado menciones a infraestructuras como la autovía Cáceres-Badajoz, el aeropuerto de Badajoz y el aeródromo de Cáceres.

Asimismo, se han incorporado a la Estrategia las denominadas nuevas fuentes de energía y fábricas del futuro, incluyendo en el texto medidas para impulsar el aprovechamiento de las nuevas formas de producción energética y de los avances tecnológicos que facilitan nuevos métodos de producción.

Además, se ha incorporado la apuesta por el cooperativismo y las distintas modalidades de economía social como fórmulas para la puesta en marcha de proyectos industriales.