Inmodiario

La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía coordinará el nuevo comité sectorial que se ha creado con el Decreto Ley de Construcción Sostenible, aprobado en Consejo de Gobierno, para "poner coto legal a la especulación en este sector", lo que convierte a Andalucía en "la primera comunidad autónoma que establece las medidas necesarias para evitar que el ladrillo vuelva a convertirse en un elemento especulativo en detrimento de los ciudadanos".

Así lo ha asegurado la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, quien ha explicado que este comité sectorial permitirá elaborar una "normativa donde se definan las prácticas de la economía especulativa en relación a la construcción y a la vivienda que nos han traído al momento de crisis en el que nos encontramos, para evitar que se repitan". "Desde que el legislador constitucional lo previó en 1978, es la primera vez en la historia de la democracia en la que una Administración pública va a identificar todas aquellas prácticas del sector de la construcción que son nocivas y que atentan contra la función social de la vivienda, para que los poderes públicos puedan evitar la especulación, como mandata el artículo 47 de la Constitución", ha añadido la consejera.

Este comité estará integrado también por colectivos sociales que representan a las víctimas de la crisis, en especial aquellas que se han visto afectadas por la alteración en el precio de la vivienda sufrida en los últimos años, así como por asociaciones de consumidores y usuarios, entidades de economía social y administradores de fincas, entre otros. "Solo acotando la economía especulativa se pueden definir medidas reales de economía productiva que permitan generar empleo de calidad y cambiar de mano las plusvalías, que hasta ahora solo servían para enriquecer intermediarios. Poniendo freno a la especulación, estos beneficios podrán invertirse en la creación de empleo", ha matizado Cortés.

En ese sentido, la consejera ha recordado que, "desde hace dos años, estamos trabajando para evitar que la vivienda se vuelva a convertir en un elemento especulador que nos impida salir de esta crisis generada por el boom inmobiliario", enumerando las medidas establecidas hasta ahora, como el Programa Andaluz en Defensa de la Vivienda, la Ley de Medidas para la Función Social de la Vivienda, el Plan Marco para la Vivienda y la Rehabilitación en Andalucía y, ahora, el Decreto Ley de Construcción Sostenible, "pasos impulsados para devolver a la vivienda su carácter de derecho humano y no de mercancía", ha dicho.

En definitiva, "se trata de dar un giro al sector, asegurando la generación de empleo", de ahí que la rehabilitación y la eficiencia energética "se transformen en las claves para poder recuperar la construcción, pero mejorando lo que tenemos, remodelando las ciudades hacia espacios más habitables y activando las empresas con responsabilidad social".

Estas medidas, ha subrayado, son transversales a las ya contempladas en el Plan Marco para la Rehabilitación y Vivienda en Andalucía, de próxima aprobación, y "donde trabajaremos con la rehabilitación como elemento vertebrador para fomentar la reactivación residencial física, pero también social, económica y ambiental de áreas urbanas degradadas, en desuso o con potencialidades y oportunidades de intervención".

Regeneración urbana

Éstos son los principales mensajes que la consejera ha llevado a la mesa de debate sobre regeneración urbana en Madrid, donde va a repasar algunas herramientas recogidas en dicho Plan, como las Áreas de Rehabilitación Integral, el programa Re (U) so para la regeneración de espacios públicos y la eliminación de la infravivienda. "A través de instrumentos como las Áreas de Rehabilitación Integral y de Rehabilitación Urbana Sostenible Re (U) So, actuamos sobre ámbitos urbanos degradados, tanto de cascos históricos como barriadas residenciales, pero también en áreas industriales y productivas en desuso con potencialidades y oportunidades de intervención, cuya recuperación permita una reactivación urbana integral", ha indicado.

En el caso de las Áreas de Rehabilitación Integral, las actuaciones se caracterizan por un poseer un enfoque integral. Se trata de ámbitos urbanos con gran presencia de parque público de vivienda, "lo que nos obliga, como administración, a una actuación integral desde diferentes departamentos, y en colaboración con los entes locales y la sociedad civil". Con ello "pretendemos regenerar el espacio urbano al completo, donde las actuaciones de rehabilitación se complementan con otras actividades dirigidas y coordinadas con sus habitantes y así fomentar la implicación de los vecinos en el cambio de su barrio", ha añadido. El punto de partida es la cooperación y coparticipación entre la Consejería de Fomento y Vivienda y los vecinos y colectivos sociales, que son quienes conocen las características y necesidades de la zona de actuación.

Por su parte, el programa Re (U) So, que aparece como novedad en el Plan Marco, se configura como una herramienta que pretende promover la cofinanciación de proyectos de ámbito municipal que abarquen temas como el espacio público, o la rehabilitación de equipamientos públicos, así como de viviendas delimitados tanto en sus objetivos como en su calendario de ejecución, para resaltar las propiedades y el carácter de cada lugar.

Elena Cortés ha comentado que la tercera herramienta para la regeneración urbana es la eliminación de la infravivienda, "una medida que favorece precisamente a las comunidades con menores recursos y riesgo de exclusión social, cuyas condiciones de vida no se vieron especialmente favorecidas durante los años de crecimiento económico y que ahora constituyen los sectores de población más vulnerables a la crisis económica". Ha recordado que la presencia de la infravivienda en las ciudades aún existe en Andalucía, "por lo que se exige la actuación urgente de la administración, que les garantice unos requisitos mínimos de habitabilidad y calidad de vida".
"Éstos son algunos de los mecanismos que estamos arbitrando para evitar las graves consecuencias de una crisis cuyas víctimas son los más débiles", ha manifestado la consejera, que ha asegurado que desde la Consejería de Fomento y Vivienda "continuaremos trabajando hasta el límite de nuestras competencias para impulsar medidas que lo eviten".