Inmodiario

Cuando muchos de nuestros clientes nos preguntan en qué nos diferenciamos de otras empresas inmobiliarias y porqué contratarnos a nosotros en vez de a la agencia pequeñita del barrio son muchas las razones que podemos explicarles. Pero sin duda, parte de nuestro éxito se basa en la gran importancia que se concede a la formación de los asociados que forman RE/MAX Expo para conseguir que todos los agentes y los Brokers estén siempre a la vanguardia de los servicios y técnicas dentro del sector inmobiliario, y más ahora que el cambio en el mercado inmobiliario es patente y se han transformado las formas de comunicar.

No cabe duda de que la profesión inmobiliaria está sufriendo un parón por la incapacidad actual de poder visitar inmuebles tanto para la captación, como para alquilarlas, venderlas, y un largo etcétera. Por eso, y porque esta situación es pasajera, tenemos que aprovechar esos momentos para realizar todo aquello que en nuestra vida diaria no podemos hacer. Ya estamos en la recta final y, durante estos meses hemos recibido una formación completa que ha ido desde la Captación en Exclusiva, hasta la documentación necesaria para la firma de la compraventa de un inmueble pasando por la correcta relación con los clientes.

La formación continua y el desarrollo profesional forman parte de los elementos que mayor valor añadido aportan a cualquier empresa, reciclarse es fundamental en cualquier sector profesional, pero en el sector inmobiliario cobra una mayor importancia ya que los agentes deben estar al día de todas las novedades que se produzcan. Sin ir más lejos, la legislación en materia inmobiliaria puede cambiar y cambiará sin duda en los próximos meses y estar seguro de cuáles son estos cambios, favorece el desarrollo profesional.

Un buen plan comienza con una formación inicial obligatoria donde se desarrollan contenidos generalistas y fundamentales para poder desarrollar otros cursos más específicos y especializados. Marisa Suero y Enrique Rodríguez responsables del Departamento de Formación insisten en que "la formación inicial es el punto de partida de cualquier agente de éxito. Desde el posicionamiento y cómo trabajar con tu círculo de influencia, cómo concertar tus citas y presentar los servicios al cliente, hasta la realización de los informes de valoración de los inmuebles visitados, todo ello es fundamental y necesario para un buen desarrollo profesional. Finalmente, dentro de toda operación, uno de los aspectos más críticos de la venta es conseguir el cierre en la comercialización de la misma, es decir, cómo negociar, el proceso de intermediación, el seguimiento y el cierre de la operación son, igualmente, puntos y factores fundamentales que todo agente debe desarrollar con fluidez". A partir de entonces, habiendo desarrollado ya todo un proceso, se podrá saber cuáles son nuestras fortalezas y cuáles nuestras debilidades y centrarnos más en otro tipo de formación que desde Expo se ofrece de forma presencial y a distancia, depende de las circunstancias, además de talleres puntuales que fortalecen algunas carencias que hayamos observado en el proceso de captación o de venta. Para Marisa y Enrique, "un buen profesional se completa siempre con una formación adecuada; nuestra profesión es todo menos estática, por eso, estar al día en marketing y en redes sociales, en herramientas inmobiliarias, en legislación y fiscalidad, en habilidades sociales y motivación, y un largo etcétera, nunca está de más. Durante este periodo, incluso hemos desarrollado de manera on-line un curso de inglés inmobiliario que ha tenido bastante éxito y que desarrollaremos más adelante a nivel presencial".

Formarse no sólo es bueno para conseguir buenos resultados, nos formamos para solucionar los problemas que puedan tener nuestros clientes, para hacerles la vida más fácil, incluso para saber por dónde ir si estamos algo confusos. No sólo tener un buen plan de marketing es síntoma de éxito: hay que saber captar correctamente una vivienda, conocer la legislación inmobiliaria de antes y de ahora y la que probablemente surgirá, saber administrar tu tiempo de forma eficiente para obtener la máxima rentabilidad, saber vender la exclusividad de tu marca, en definitiva mejorar en los procesos de adquisición y actualización permanente de competencias profesionales, que siempre determinará la calidad y la excelencia de un agente inmobiliario. Ahora ya no todo vale, ni "todo ni todos", sólo aquel que esté preparado y que sienta empatía con sus clientes tendrá la llave para llegar lo más directo posible al éxito profesional, no lo más rápido, pero esto es otro tema.

  • Tags