Inmodiario

El vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Miguel Laparra, ha abogado, en la apertura del Campus Ultzama en la localidad de Zenotz (Ultzama), porque "las soluciones arquitectónicas más innovadoras en el diseño de nuevos modos de habitar y los avances en el emergente proceso de industrialización puedan ponerse al servicio de la función social que debe tener la vivienda y a dar respuesta al derecho que asiste a toda la ciudadanía de acceder a una vivienda asequible, de calidad y adaptada a sus necesidades".

El vicepresidente del Ejecutivo foral, así como el director general de Vivienda del Ministerio de Fomento, Javier Martin Ramiro; el director gerente de la sociedad pública Nasuvinsa, José Mª Aierdi; representantes de la Obra Social La Caixa y de la Fundación Caja Navarra y el patrono de la Fundación Arquitectura y Sociedad y director del Campus Ultzama, Patxi Mangado, ha participado en el acto de apertura de esta escuela internacional de arquitectura.

Un total de 16 alumnos de cinco países diferentes se han inscrito en este Campus, cuyos dos talleres se desarrollarán hasta el próximo 5 de julio para trabajar sobre sendos proyectos de vivienda pública promovida por Nasuvinsa.

Miguel Laparra ha agradecido a la Fundación Arquitectura y Sociedad su papel en la puesta en marcha de una iniciativa como el Campus Ultzama, un foro que, por tercer año consecutivo, reúne a estudiantes y posgrados de arquitectura para analizar, reflexionar y plantear propuestas sobre formas innovadoras de concebir la edificación y sobre nuevas respuestas y modos de convivencia en la promoción de vivienda pública para jóvenes y personas mayores. El vicepresidente ha vinculado estrechamente estos objetivos con la política que, en materia de vivienda, han desarrollado el Gobierno de Navarra y la sociedad Nasuvinsa durante los últimos años.

"Ideas audaces al servicio de las necesidades sociales"

"Son cambios -ha añadido el vicepresidente- que quieren situar a la innovación arquitectónica en su contexto urbano y también ponerla al servicio de la función social de la vivienda, y no tanto del negocio". En este sentido, Laparra ha invitado a la Fundación Arquitectura y Sociedad "a seguir recorriendo conjuntamente esta y otras sendas que se abren en el futuro para ir más allá, para poner las ideas más audaces que salgan de este Campus al servicio de las necesidades sociales y al servicio de un futuro mejor en nuestras viviendas, edificios y ciudades, que siempre es posible".

El vicepresidente de Derechos Sociales se ha referido a las políticas puestas en marcha para aumentar la oferta pública y privada de vivienda de alquiler a precios asequibles, la implementación de la edificación Passivhaus en vivienda pública y edificios dotacionales o el liderazgo en políticas de rehabilitación de la ciudad construida como algunas de las apuestas que ha puesto en marcha su Gobierno en estos últimos años, dentro de una estrategia de urbanismo social y sostenible.

Por su parte, el director gerente de Nasuvinsa, José Mª Aierdi, ha subrayado durante su intervención en el Campus Ultzama que "en el mundo de la promoción y la construcción siempre se agradece que haya gente, en este caso también estudiantes, deseosos de descubrir y experimentar, que señale a la luna en el ámbito de la vivienda, la edificación y el urbanismo" y ha pedido a los alumnos participantes en esta escuela de verano "que penséis en otra forma de edificar, en una manera diferente de concebir las viviendas y los espacios de convivencia, que penséis en la gente que vive dentro y que aportéis soluciones arquitectónicas imaginativas para responder a una realidad social cada vez más diversa".

El Campus Internacional Ultzama, organizado por la Fundación Arquitectura y Sociedad, en colaboración con el Gobierno de Navarra, la Obra Social La Caixa y la Fundación Caja Navarra, ha desarrollado desde el pasado jueves diferentes actividades bajo el lema 'Humanizar la ciudad', en las que ha participado una veintena de arquitectos y arquitectas de prestigio internacional, y a partir de hoy y hasta el próximo 5 de julio reúne a dos talleres de estudiantes posgrado.

El trabajo de estos alumnos se centrará en el doble objetivo de aportar y desarrollar soluciones arquitectónicas que den respuesta a las necesidades de vivienda de colectivos como las personas mayores y jóvenes, así como también abordar la incorporación de procesos de construcción innovadores e industrializables en el mundo de la edificación sostenible.

13 universidades de EEUU y Europa

Los alumnos -estudiantes de proyecto de fin de carrera y recién titulados procedentes de cuatro universidades estadounidenses, dos italianas, una portuguesa y seis españolas- se repartirán en dos grupos de trabajo, tutelados cada uno de ellos por el arquitecto navarro Patxi Mangado y el portugués Eduardo Souto de Moura, equipos que desarrollarán para Nasuvinsa sendos anteproyectos y propuestas de edificios residenciales en parcelas reales que la sociedad pública dispone en Mutilva y Ardoi. Nasuvinsa le ha propuesto a los dos grupos de trabajo que reflexionen y trabajen, en el contexto de la promoción de vivienda pública de alquiler, sobre edificios y espacios arquitectónicos que favorezcan la convivencia y la integración social, dirigidos especialmente a colectivos como personas mayores de 65 años y jóvenes.

El resultado de estos dos talleres quedará posteriormente recogido en un documento que se trasladará a la sociedad Nasuvinsa para su posible utilización en posteriores desarrollos reales de los proyectos, como ha sucedido en las dos anteriores ediciones.

Impulsada por el arquitecto Patxi Mangado, la Fundación Arquitectura y Sociedad es una entidad sin ánimo de lucro que tiene como fin conformar un foro de reflexión y debate, así como de promoción de iniciativas para repensar la arquitectura en sus múltiples facetas como una actividad intelectual y funcional de servicio al conjunto de la sociedad.

Su actividad más conocida es la serie de Congresos Internacionales de Arquitectura que, de forma bienal y ya en cinco ediciones, se han celebrado en el Palacio de Congresos Baluarte de Pamplona, con la participación de algunos de los más destacados arquitectos y pensadores del mundo.