Escritor y Formador inmobiliario. Arquitecto Técnico. Agente de la Propiedad Inmobiliaria. Correo...
Inmodiario

Ha sido largo, ha costado, ha sido divertido a veces y esforzado siempre, pero al final la familia se ha completado. La Formación Profesional Inmobiliaria en España, que dio sus primeros pasos en abril de 2006, y que ya constaba con la publicación en el BOE de fecha 16 de noviembre de 2011 del documento principal: el que definía  la Cualificación Profesional Inmobiliaria y los complementarios, Guía de Evidencia y Cuestionario de Autoevaluación de la Cualificación, que  ya aparecían publicados en la página del INCUAL, el 15/06/2012, ha culminado hace un par de días.

Hoy podemos anunciar, casi alborozados, que con fecha  de 10 de septiembre de 2013, ha sido publicado en el BOE, el Real Decreto 614/2013, de 2 de agosto, por el que se establecen seis certificados de profesionalidad de la familia profesional Comercio y Marketing que se incluyen en el Repertorio Nacional de Certificados de Profesionalidad. Y entre esos seis, figura por supuesto nuestro certificado de Profesionalidad. Véase el anejo  VI de ese decreto, denominado: Gestión comercial inmobiliaria - Nivel 3. (El RD entra ha entrado en vigor, ayer,  miércoles 11 de septiembre de 2013.)

Un proceso tan largo necesita una breve recopilación de fechas, documentos y actores que han permitido este alumbramiento, que pensamos publicar en breve, de tal manera que  el proceso que ha conducido a que hoy, el trabajo de diseño de la Formación Profesional Inmobiliaria se haya completado, resultará conocido.

Pero hoy explicaremos brevemente -ya habrá tiempo de hacerlo en extenso- su contenido.

Como todo Certificado, su estructura está fuertemente ritualizada , consta de cinco apartados, a saber: I Identificación del certificado de profesionalidad, II  Perfil profesional del certificado de profesionalidad, III Formación del certificado de profesionalidad, IV: Prescripciones de los formadores y V Requisitos mínimos de espacios, instalaciones y equipamientos… y  su lectura y comprensión requiere un cierto esfuerzo y atención.

El Certificado sigue las huellas de la Cualificación ya aprobada anteriormente y precisa con mucho detalle un amplio conjunto de contenidos. Como ya hemos publicado en otras ocasiones, la Cualificación denominada Gestión Comercial Inmobiliaria, pretende aumentar y mejorar la empleabilidad de los comerciales que trabajan o quieran trabajar en el sector inmobiliario, “en actividades de promoción inmobiliaria y servicios de intermediación de inmuebles”, esto es, en el ámbito del mercado privado, pero también en  “el sector público, en organismos y agencias públicas de alquiler.”

Estos serían los ámbitos profesionales que contemplan en la Cualificación y en el Certificado: aquellos en los que se desarrolla “la actividad profesional, por cuenta propia o ajena, en contacto directo con el cliente o a través de las tecnologías de la información y comunicación, en agencias inmobiliarias y empresas constructoras y promotoras inmobiliarias del ámbito público y privado.”

Las ocupaciones y puestos de trabajo relevantes a los que se dirige son: Comercial (vendedores) inmobiliarios, captadores de inmuebles, técnicos de venta inmobiliaria, agentes comerciales inmobiliarios y diferentes tipos de asesores y consultores inmobiliarios. Como se ve no se dirige pues a los agentes propietarios de la empresa de intermediación o promotores sino a la “infantería de ventas” y a sus mandos (directores de equipos) intermedios.

Las Competencias generales  explicitadas en la Cualificación son cinco, las tres primeras, a saber: 1: Captar y concertar el encargo de intermediación inmobiliaria, 2: Realizar la venta y difusión de los productos inmobiliarios a través de distintos canales de comercialización y 3: Asistir en la mediación y tramitación legal, fiscal y financiera de operaciones inmobiliarias, se dirigen fundamentalmente a los comerciales inmobiliarios. La cuarta, 4: Gestionar la fuerza de ventas y coordinar al equipo de comerciales, a los jefes de equipo de las empresas. Y  a ambos grupos, la 5: Comunicarse en inglés con un nivel de usuario independiente, en actividades comerciales.

La formación asociada a las competencias indicadas es de 580 horas en su conjunto aunque la adquisición de esas competencias puede hacerse por separado.

Tanto las habilidades o competencias a adquirir por el Agente Comercial Inmobiliario, así como la formación asociada para el logro de las mismas quedan, en el texto publicado, perfectamente definidas, si bien es necesario que el lector inmobiliario haga  un cierto esfuerzo de lectura para entender bien los distintos conceptos que se utilizan en el Certificado. (Recuerdo que mientras lo redactaba, pensé  muchas veces que  la principal dificultad que  yo sentía durante la preparación del texto del Certificado, no era tanto la de precisar los contenidos formativos de cada Unidad de Competencia y de cada Módulo Formativo sino el peculiar lenguaje descriptivo -el metalenguaje- que la redacción de estos temas exigía. Afortunadamente pude contar para ello tanto con la inestimable ayuda de los técnicos del INCUAL como los de la Subdirección General de Políticas Activas de Empleo. ¡Gracias Isabel, Gracias Catalina,...)

El nivel 3 de esta Cualificación y Certificado muestra el grado de exigencia y la importancia para el empleo que tal nivel de formación exige de la misma  -es el máximo posible, de la enseñanza no universitaria-  pero no debe de asustar al lector inmobiliario. La tantas veces reclamada profesionalidad del sector inmobiliario viene de la mano de una formación exigente. Y  la asociada al Certificado, lo es sin duda. (Mi amigo, el agrio, me dice que el nivel de exigencia de la formación contenida en el Certificado, no me va a congraciar muchas simpatías; yo, por el contrario, creo que la preparada es la que el Sector Inmobiliario necesita. Y si exige esfuerzo intelectual, ¿qué pasa? )

Otra de las enormes ventajas que abre hoy el Certificado es el  reconocimiento oficial de las competencias de los profesionales inmobiliarios que llevan muchos años trabajando en el Sector. A partir de hoy se podrá -vía las Guías de Evaluación y la implantación del proceso correspondiente- solicitar el reconocimiento oficial de las mismas. Y así, miles de comerciales inmobiliarios podrán optar a la acreditación de sus competencias profesionales.

No deje de pasar por alto la elección  de la teleformación (e-learning) por el que se decanta el Certificado, en la elección del modelo formativo. (Otro día le contaré el giro conceptual  que se tuvo respecto de este asunto.)

Finalmente, señalamos al lector inmobiliario que no deje de leer el resto de Certificados de Profesionalidad de la familia de Comercio y Marketing -los publicados hoy y los ya publicados en fechas anteriores- pues en todos ellos hay elementos de interés para nosotros.

Y ya nos despedimos, dando un beso al recién nacido y deseándole la mejor vida posible… ¡Has tardado en llegar, pero como toda criatura eres bienvenido y nos llenas de esperanza, pues -así lo creemos- la Formación Profesional Inmobiliaria es uno de los pilares más sólidos en los que debe de apoyarse la naciente y nueva actividad inmobiliaria.


 

Escritor y Formador inmobiliario. Arquitecto Técnico. Agente de la Propiedad Inmobiliaria. Correo...