Editor de InmoDiario.
Inmodiario

Toledo. El consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez Pingarrón, ha comparecido esta mañana en las Cortes regionales para presentar el Plan de Ordenación del Territorio, un Plan que hará que todos los municipios de Castilla-La Mancha se beneficien de su visión, especialmente los 350 que están adaptando su planeamiento. Además este Plan calcula que, siguiendo con los mismos niveles de crecimiento actuales, en 2033 se podría llegar a los 3,5 millones de habitantes en la región.

El Plan de Ordenación del Territorio “Estrategia Territorial” de Castilla-La Mancha es una figura de planeamiento reglada en cuanto a su elaboración y posterior ejecución por la normativa urbanística regional, donde se definen los POT como instrumentos de planificación supramunicipales cuyo objeto es la ordenación integral de la totalidad o parte del territorio de Castilla-La Mancha.

Su objetivo principal, ha asegurado Sánchez Pingarrón, es “la organización racional y equilibrada del territorio y, en general, de los recursos naturales, que procure la articulación, integración y cohesión de la comunidad autónoma tanto internamente como con el resto de España, así como la disposición de las actividades y usos que optimice las condiciones de vida en colectividad y armonice el desarrollo económico-social con el medio ambiente en general, la preservación de la naturaleza y la protección del patrimonio arquitectónico y del histórico y cultural”.

La importancia del Plan de Ordenación del Territorio de Castilla-La Mancha, ha continuado el consejero, es que el Gobierno Regional “plantea por primera vez un instrumento de apoyo y orientación para la planificación municipal y sectorial que ayudará a coordinar los desarrollos urbanos y de infraestructuras en el territorio”. Este instrumento pretende también preparar el territorio para potenciar el desarrollo económico y la competitividad de la Región.

Las grandes innovaciones, ha explicado el titular de Ordenación del Territorio y Vivienda, es que se introducen ámbitos supramunicipales de planificación y se crea un Sistema de Información Territorial de Castilla-La Manta (SIT-CLM), “una gran base de datos georreferenciados del territorio regional, que deberá ser la base de todas las futuras planificaciones sectoriales y de los Planes de Ordenación Municipal”.

Además, permitirá desarrollar a nivel regional una política de “cohesión territorial”, necesaria dentro del debate abierto en el seno de la Unión Europea para la distribución de fondos a partir de 2013.

Contar con un POT Regional evitará actuaciones descoordinadas entre administraciones o entre estrategias sectoriales. Otra ventaja es la prevención para que no se produzcan desarrollos urbanos aislados insostenibles o la elaboración de Planes de Ordenación Municipal redactados desde el desconocimiento del entorno del municipio.

Este Plan, ha concluido el consejero, “es un primer paso para gestionar esa complejidad de manera coordinada, tratando de conciliar las actuaciones de las diversas administraciones o agentes particulares que convergen en un mismo espacio”.