Inmodiario

Una vez que el equipo de Gobierno aprobó el plan parcial y de la estimación de la iniciativa para La Solana de Valdebebas, un desarrollo en la zona norte del distrito de Hortaleza que contará con vivienda protegida y zonas verdes, el Ayuntamiento de Madrid ha dado un paso más al aprobar definitivamente en Junta de Gobierno, tras el periodo de información pública, el proyecto de estatutos y bases de actuación para la constitución de la Junta de Compensación, la entidad que se encargará de llevar a cabo la ejecución urbanística integral del ámbito.

El plan parcial, que se aprobó el 29 de septiembre de 2020, ordenó los usos y las edificaciones de este desarrollo que tiene una superficie de un millón de metros cuadrados, en el que se establecen 292.000 m2 de zonas verdes y se preserva el Arroyo de Valdebebas, entre otras medidas, para integrar el paisaje urbano con la naturaleza. Dicho plan establecía también que el desarrollo 'Solana de Valdebebas' se llevaría a cabo mediante el sistema de compensación, para lo cual es necesario constituir la Junta de Compensación, cuyo proyecto de estatutos y bases quedan fijados hoy.

La Junta de Compensación es la entidad urbanística colaboradora que llevará a cabo las obras de urbanización y la cesión de los terrenos destinados a dotaciones públicas, entre otras acciones, bajo la tutela del Ayuntamiento. La junta agrupa a los propietarios de los terrenos comprendidos en el ámbito, que mantienen la titularidad de sus bienes y derechos y se unen para ejecutar el planeamiento urbanístico y distribuir equitativamente beneficios y cargas.

La Solana de Valdebebas contará con 1.393 viviendas, de las que el 45 % serán protegidas. Además, todas las cesiones del aprovechamiento lucrativo se convertirán en vivienda pública, con lo que el Ayuntamiento obtendrá 375 viviendas para la EMVS. La zona se complementa, además, con un uso comercial de 8.500 m2.

El proyecto de La Solana apuesta por un urbanismo innovador y sostenible y se alinea con la estrategia de renaturalización emprendida desde el Área de Desarrollo Urbano que dirige Mariano Fuentes, en una clara apuesta por la inclusión de valores medioambientales en los desarrollos urbanísticos.