Inmodiario

El próximo 12 de agosto comienza la tramitación administrativa del Plan General de Ordenación Municipal de Vigo, tal y como Abel Caballero, el alcalde de la ciudad, anunciaba para ese día la convocatoria extraordinaria de la Gerencia de Urbanismo que dará luz verde al documento.

Abel Caballero explicó en rueda de prensa que luego de este trámite lo PGOM pasará por la Xunta de Gobierno Local y luego volverá a la Gerencia para posteriormente ser aprobado en el Pleno del Ayuntamiento a finales del mes de agosto.

El regidor recordó que "el nuevo plan tiene un importante número de vivienda protegida - 14.500 -, que mejora los tráficos en la ciudad, que tendrá nuevas zonas verdes y de recuperación de zonas importantes en la ciudad."

El borrador del Plan General prevé 1.892.000 de metros cuadrados de zonas verdes, que se sumarán al 1.555.000 metros cuadrados existentes en estos momentos, por lo que en 2050 está previsto que Vigo cuente con 3,5 millones de metros cuadrados de espacios verdes.

Respeto a la ratio de espacios verdes por habitante, pasará de 5,29 en 2018 a 10 metros cuadrados. Además, el número de parques de más de 25.000 m2 subirá de los 15 actuales a los 32.

La nueva norma urbanística contempla una ciudad de 320.000 habitantes y se prevé que entre en vigor en 2023, tras dar cumplimiento a todos los trámites necesarios, incluidos los relativos al preceptivo informe medioambiental.

Este nuevo PGOM sustituirá al malogrado plan de 2008, el cual fue anulado en 2015 por el Tribunal Supremo.

Por aquel entonces, tras siete años desde su entrada en vigor, una de las alegaciones vecinales entre las más de medio millar de recursos presentados fue avalada por el alto tribunal, dejando a la ciudad en una situación de 'interinidad urbanística' teniendo que regirse por el PGOM anterior, del año 1993.

El Tribunal Supremo, en sentencia firme, anuló este documento por no realizarse antes de su aprobación una evaluación del impacto ambiental estratégico.