Inmodiario

Inspección Urbanística de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, en colaboración con el Seprona, la Policía Autonómica y Policía Local, ha precintado del 28 al 30 de junio 35 parcelas de terrenos donde se estaban construyendo viviendas en suelo no urbanizable en La Línea de la Concepción-El Zabal Bajo y en Arcos de la Frontera, en la provincia de Cádiz.

Estas actuaciones son fruto de cinco procedimientos de protección de la legalidad urbanística para la restauración del territorio frente a cinco parcelaciones ilegales. Además, se han abierto expedientes sancionadores que proponen multas por un total de 2.110.000 euros, a los que se suman otros 6.600 euros por anunciar la venta ilícita de estas viviendas irregulares en internet.

Estas actuaciones se enmarcan dentro del compromiso del Gobierno andaluz para reforzar e incrementar la labor inspectora y garantizar la correcta ejecución de la disciplina urbanística, evitando así la proliferación de edificaciones ilegales en el territorio andaluz como ha sucedido en las últimas décadas.

El objetivo es evitar, en cooperación con los ayuntamientos, nuevas parcelaciones y aplicar el nuevo decreto ley sobre viviendas irregulares que entró en vigor el 24 de septiembre de 2019 y que tiene como objetivo resolver una situación que padecen más de 300.000 familias.

Esta situación de indisciplina urbanística generalizada, a pesar de la contundencia de la actuación autonómica, pone de manifiesto la necesidad de que se implementen algunas de las medidas contempladas en el Anteproyecto de Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía (LISTA), que incluye previsiones específicas para evitar la instalación irregular de casas prefabricadas, la creación de un Cuerpo de Subinspectores que tiene como finalidad garantizar la presencia constante y continuada en el territorio, o la aclaración del ámbito competencial de la Junta de Andalucía en relación con actuaciones ilegales en suelo no urbanizable que afectan a la ordenación del territorio, previsiones que se espera supongan un freno a estas actuaciones incipientes que avanzan de forma tan rápida.

La Línea de la Concepción-El Zabal Bajo

Hasta la fecha se han iniciado tres procedimientos sancionadores en esta zona por parcelación urbanística y tres procedimientos de protección de la legalidad por actos de parcelación, edificación y construcción en suelo no urbanizable de especial protección, por lo que se han propuesto sanciones de 2.050.000 euros.

Los procedimientos de protección de la legalidad tienen por objeto 16 edificaciones en fase de construcción o recientemente terminadas, además de la eliminación de los vallados y elementos de urbanización efectuados irregularmente.

El pasado 29 de junio, en colaboración con el Seprona y la Policía Autonómica, se precintó y se cortaron los suministros de luz y agua en diez lotes de parcelaciones para frenar los procesos edificatorios en curso e impedir así el inicio de nuevos.

En paralelo, se han detectado anuncios de venta en internet de parcelas de 500 a 1.500 metros cuadrados en la zona con precios que superan los 75 euros el metro cuadrado, por lo que se han iniciado dos procedimientos sancionadores por publicidad ilícita, siendo, en cada uno de ellos, la cuantía de la sanción propuesta 3.300 euros.

En el ámbito conocido como el Zabal Bajo, franja de terreno colindante con el dominio público marítimo-terrestre mayoritariamente clasificada como suelo no urbanizable de especial protección agrícola, se ha llevado a cabo un número considerable de actuaciones de parcelación e innumerables actuaciones de edificaciones destinadas a viviendas familiares, incluso algunas destinadas a actividades recreativas y de ocio, que se han ejecutado en las últimas décadas al margen de la ordenación urbanística municipal y de la normativa autonómica, lo que ha dado lugar a la formación de un núcleo de población que se está consolidando, a pesar de que la zona no cuenta con servicios básicos, como pueden ser acceso rodado por vía urbana, abastecimiento de agua, saneamiento, suministro de energía eléctrica, contando con acceso a través de caminos rurales.

Así, se ha constatado que aunque el Ayuntamiento ha tramitado diversos procedimientos de protección de la legalidad urbanística y sancionadores, la actuación municipal no ha conseguido frenar estas actuaciones ilícitas. Por eso el objetivo de la actuación de la Junta es frenar el proceso parcelatorio posterior a 2018 y disuadir a los infractores para que no continúe esta actividad ilegal en la zona.

Arcos de la Frontera

En una zona de suelo no urbanizable de especial protección paisajística por encontrarse en la cuenca visual del núcleo de Arcos de la Frontera, la Inspección detectó la existencia de procedimientos parcelatorios recientes.

Existen en el entorno otros procedimientos parcelatorios con distinto grado de consolidación generándose un claro riesgo de formación de un nuevo asentamiento, así como daños ambientales y riesgo para la seguridad de las personas, toda vez que se constata la existencia de pozos ilegales de captación de agua y que algunos de estos procesos parcelatorios invaden la zona de policía de aguas.

La Consejería de Fomento ha iniciado procedimientos de protección de la legalidad urbanística y sancionadores por parcelación urbanística en dos ubicaciones y se investigan otras cuatro zonas. El objetivo es frenar el proceso parcelatorio y servir de ejemplo disuasorio.

Por este motivo, los pasados días 28 y 30 de junio, en colaboración con la Policía Autonómica y Policía Local, se procedió al precintado y al corte de suministros de luz en 25 lotes de parcelaciones para frenar los procesos edificatorios en curso e impedir el inicio de nuevos.

De hecho, se han propuesto unas sanciones por una cuantía media de 22 euros por el metro cuadrado de terreno objeto de parcelación urbanística, lo que supone sanciones de aproximadamente 600.000 euros que se han notificado de manera personal a los posibles responsables en el mismo acto del precinto.

En paralelo, se han detectado anuncios de venta en internet de parcelas de 500 a 1.500 metros cuadrados en la zona con precios que superan los 25 euros el metro cuadrado, por lo que se trabaja en nuevos procedimientos sancionadores por publicidad ilícita cuya cuantía media es de 3.300 euros.