Inmodiario

La Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, a través de la Dirección General de Vivienda y Regeneración Urbana han publicado la actualización del Visor de Espacios Urbanos Sensibles de la Comunidad Valenciana (VEUS), que ya está disponible en la página web de la Conselleria y en página del espacio de innovación de la vivienda (Calab).

Según ha explicado la directora general de Vivienda y Regeneración Urbana, Elena Azcárraga, se trata de una herramienta de diagnóstico precisa, a partir de la cual se pueden desarrollar políticas concretas y rigurosas en materia de regeneración urbana, adaptadas a la realidad actual.

Asimismo, ha destacado que la identificación de áreas con desigualdades "permite centrar acciones prioritarias para la Generalitat. En este sentido, las zonas vulnerables adquieren un papel protagonista en programas como las Áreas de Regeneración y Renovación Urbana y Rural".

La actualización del VEUS, que ya fue objeto de una revisión en 2018, incluye ahora una serie de mejoras encaminadas a dotar al visor de una mayor fuerza en los datos y una mejor usabilidad. Es de destacar, por ejemplo, el establecimiento de cuatro tipologías de vulnerabilidad: integral, polivulnerabilidad media, polivulnerabilidad baja y vulnerabilidad residual. Mientras que la anterior versión incluía tres.

La incorporación de nuevos factores estadísticos sirve para acentuar el carácter social de la herramienta, factores relativos al despoblamiento, el riesgo de pobreza o la mortalidad. Todos estos datos han sido, por otra parte, actualizados con las últimas estadísticas disponibles y acotados, siempre que ha sido posible, a escala de sección censal.

Áreas en situación de vulnerabilidad

El VEUS fue creado en 2016 como herramienta de diagnóstico y análisis de la Comunidad Valenciana para detectar las áreas cuyas dimensiones socio-económicas, residenciales y socio-demográficas son menores a la media del conjunto del territorio.

Este instrumento surgió de la colaboración entre la Generalitat Valenciana, a través del Instituto Cartográfico de Valencia (ICV), dependiente de la conselleria de Politica Territorial, Obras Públicas y Movilidad, el Instituto Valenciano de la Edificación (IVE) y el departamento de Urbanismo de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV).

A partir de un análisis estadístico basado en un conjunto de variables se determina, a diferentes escalas, la naturaleza de los problemas. Para cada sección censal de la Comunidad Valenciana está disponible en el ICV una ficha resumen de los datos (variables, clasificación, tipología de vulnerabilidad y puntuación final).