Inmodiario

Dos acuerdos relevantes ha aprobado la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid: la apertura del periodo de información pública de la reordenación del Camino Viejo de Simancas y el estudio de detalle de la parcela del Centro de Ocio Parquesol Plaza.

El concejal de Planeamiento Urbanístico y Vivienda, Manuel Saravia, considera un paso importante el proyecto para la reordenación del Camino Viejo de Simancas -después de la zona de Valparaíso- para habilitar una zona residencial y crear un "gran paseo" que conectará el Camino Viejo de Simancas y la ribera del río, que tendrá un "interés medioambiental y paisajístico".

El Camino Viejo de Simancas forma parte del conocido como 'cinturón de hierro' de la capital vallisoletana. Se trata de las salidas de la ciudad que no se incluyen ni en las áreas consolidadas de la ciudad ni en el campo, son zonas que ni tienen la comodidad del área metropolitana ni la tranquilidad del campo, pero que forman parte de la idea del equipo de gobierno de abordar su integración plena con el resto de la ciudad.

Además, en la Comisión de Urbanismo, Medio Ambiente, Movilidad, Salud Pública y Seguridad se ha aprobado el estudio de detalle de la parcela de Parquesol Plaza para que no tenga exclusivamente un uso de ocio y pueda disponer de un espacio comercial.

Para Manuel Saravia esta "flexibilidad" en los usos permitirá mejorar esta zona del barrio de Parquesol. En el próximo pleno del Ayuntamiento de Valladolid se aprobará de forma definitiva, de manera que pueda acoger un edificio de oficinas de la empresa Madison, que compró el parque de ocio hace casi dos años tras echar el cierre.

El centro de ocio, con más de 12.000 metros cuadrados de superficie bruta y otros 8.000 metros de aparcamiento, abrió sus puertas en 1998, con salas de cine, establecimientos de hostelería y de ocio nocturno.

Unos años después, al comienzo de la crisis se vio como comenzaban a cerrar negocios, como los cines, en 2009, con un intento posterior a cargo de un empresario local que no pudo mantenerlos abiertos demasiado tiempo.

Durante varios años, el centro se mantuvo abierto con apenas dos negocios activos, un restaurante de comida americana y el pub que continúa en funcionamiento.

La firma de servicios comerciales y de marketing Madison MK, además de albergar su sede corporativa, tiene intención de crear un espacio corporativo singular, ligado a servicios de deporte y salud, tanto para los empleados que forman parte de la empresa como para el público en general.