Vía Célere

PATROCINA
Inmodiario

El Ayuntamiento de Vitoria acaba de recibir el planteamiento de alternativas para la ordenación urbanística de los suelos liberados por el soterramiento del ferrocarril en la ciudad, adjudicados hace medio año a la ingeniería IDOM.

Con la llegada del tren de alta velocidad y su soterramiento en 3,6 kilómetros, la ciudad dispondrá de un corredor liberado, "la oportunidad de crecer, de dar el salto y aprovechar ese gran corredor que libera el soterramiento el tren para redefinir qué modelo de ciudad queremos construir", ha dicho el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran.

Se trata de aprovechar la oportunidad de hacer una ciudad conectada por ferrocarril, pero también interconectada por el tranvía de Este a Oeste, cerrando el anillo viario interno y tejida con carriles bici (6,5 kilómetros de recorrido ciclista) y paseos peatonales.

"Hablamos de interconectar nuestras zonas verdes recuperando 13,68 hectáreas de corredor puramente verde. Hablamos de generar una coherencia entre los espacios comunes de cultura y actividad institucional para potenciar su dimensión y fomentar polos de actividad social y económica. Hablamos de generar un área de innovación y ciencia vinculada al campus alavés. De redensificar la ciudad en los extremos del corredor ahora con grandes solares yermos y dotarlos de vida social y urbana", ha avanzado el alcalde.

Gorka Urtaran ha informado a la Junta de Gobierno Local sobre esa propuesta que se remitirá a la Diputación Foral de Álava, el Gobierno Vasco y ADIF, para que sea tenida en cuenta en los proyectos que se están elaborando para la próxima llegada a la capital de Euskadi del tren de alta velocidad. Además, será también trasladada a los grupos políticos municipales.

La propuesta trabajada y diseñada desde hace casi un año por el equipo técnico municipal y desarrollada ahora por la ingeniería IDOM pivota en la recuperación de un espacio de 39 hectáreas para la ciudad, que mantiene su función de corredor de transporte(tren/tranvía y viales) pero se transforma en gran conector verde que albergará actividad urbana y social y redensificará la ciudad en los extremos ahora vacíos y despoblados.

El alcalde ha segmentado en 5 los núcleos de actuación del paseo verde, que ha comparado con un "gran paseo de La Senda" que unirá el Este y el Oeste, con el nuevo corredor sobre el tren y el viario rodado, y el Norte y el Sur, con paseos peatonales.

Manto verde en Las Conchas-Ariznabarra

Una de las transformaciones más significativas que traerá el soterramiento del tren es en la zona de Ariznabarra y las Conchas. La actual cicatriz que marcan las vías del tren será sustituido por un manto verde, un parque urbano que contará con un falso túnel (no incluido en el soterramiento del tren), en trinchera, techado y ajardinado que se fundirá con el corredor verde y continuará la trama urbana. Además, en esa zona se prevén aprovechamientos residenciales, no vinculados en ningún caso al proyecto de soterramiento.

Torres simétricas

Continuando el paseo verde hacia el Este, dos torres simétricas consolidarán en San Martín los usos institucionales, de oficinas y terciarios, con dos edificios gemelos, uno para completar la unificación de las oficinas municipales en un mismo ámbito y otro como sede corporativa y de oficinas, entre otros puntos de interés.

Puente de Castilla, para el tranvía

El nodo de comunicación de la calle Castilla es otro de los puntos clave en este proyecto. Este será uno de los ejes que conecte la ciudad Norte-Sur, dentro de un ámbito de promoción de esta zona institucional y cultural, en el eje Prado-parque de la Florida y centro de la ciudad.

El Ayuntamiento de San Martín, los edificios gemelos antes mencionados, el Museo de Bellas Artes, un nuevo Auditorio, el palacio de Zulueta y la catedral Nueva conforman ese polo de promoción cultural e institucional previsto e interconectado por los espacios verdesmultiflora que generará el nuevo corredor.

Según la propuesta recibida, el puente de la calle Castilla se mantendría para uso del tranvía, en su conexión Este-Oeste.

La universidad integrada en el centro

Uno de los ámbitos de actuación presentados hoy por el alcalde es precisamente el eje principal de la ciudad centro- estación soterrada- campus universitario alavés. La apuesta para estos espacios es generar un eje ciudadano de tal forma que la universidad se integra en el centro de la ciudad con un corredor peatonal desde el campus a la plaza Nueva, sobre la estación soterrada de la calle Dato.

Además de la integración de la universidad en el centro de Vitoria-Gasteiz, se apuesta por generar en ese espacio un polo de investigación y ciencia.

Solución al tráfico en las calles del centro

La actuación prevista para éste ámbito, con la creación de un vial rodado soterrado, permitirá dar solución a la saturación de tráfico de las calles Manuel Iradier y Florida que pasarán a ser peatonales o semipeatonales, junto a San Antonio, Ortiz de Zárate y un tramo de Pio XII.

Se desarrollarán las supermanzanas, previstas en los previos del Plan de Movilidad, con el cierre del anillo viario interno. Estos cambios en la configuración urbana permitirán además generar un espacio significativo peatonal en la plaza Green Capital y plaza del Renacimiento, que al perder el tráfico rodado se funden en un único espacio.

Consolidación urbana de Salburua y cierre del anillo verde

Siguiendo el gran corredor verde hacia el Este, conectará en su último tramo el final de una calle Florida redensificada con el Anillo Verde en Salburua. A partir de la calle Los Astrónomos se quieren recuperar parcelas ahora yermas para dar continuidad a la trama urbana, coser el centro con esa zona de Salburua y conectar con el anillo verde en ese punto de la ciudad.

"La propuesta proyecta una Vitoria-Gasteiz más ciudad y más verde. Mantiene la esencia y señas de identidad peculiares y positivas de nuestra ciudad, referente en sostenibilidad, pero da un paso adelante hacia el progreso y la modernización, hacia la reactivación social, hacia el futuro", ha destacado el alcalde.