Inmodiario

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha asistido, junto al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, a la presentación del proyecto Nuevo Santiago Bernabéu en un acto en el que han estado acompañados del representante del GMP-L35-Ribas, el equipo de arquitectos que ha obtenido el encargo de la remodelación, Tristán López-Chicheri, y los portavoces de los diferentes grupos municipales del PSOE, Ahora Madrid, PP y Ciudadanos.

Durante la presentación, la alcaldesa ha reivindicado el urbanismo del consenso, porque, según ha señalado "creemos que se resuelven los grandes problemas de la sociedad con consenso, con diálogo, hablando, escuchando", y gracias a este consenso se ha resuelto una situación que comenzó en 2011, y que como la propia alcaldesa ha dicho "no hacía falta esperar tanto".

La alcaldesa ha querido agradecer la generosidad del Real Madrid para con la ciudad recordando que el club asume en su totalidad la reforma integral del entorno del Santiago Bernabéu. Porque, tal como ha señalado "un equipo que genera tanta riqueza ha tenido la visión de devolver parte de esa riqueza, de ese patrimonio, a la ciudad de Madrid".

Esta es la forma de entender la solidaridad en una ciudad como Madrid, basándose en que "cuando mucho llega hay que distribuir y cuando recibimos mucho hay que devolver" ha dicho Carmena.

Por su parte, Florentino Pérez, ha agradecido a la alcaldesa su colaboración y ha destacado que es un honor para su club llevar el nombre de Madrid por todos los rincones del mundo: "Nosotros no olvidamos y no olvidaremos nunca que esta ciudad está siempre presente en el alma de nuestro club porque aquí fue donde nacimos"

Aprobación de la licencia de obra

El pasado 27 de marzo el Real Madrid recibió por parte del Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, la licencia de obra, lo que le permite poner en marcha la gran reforma del Santiago Bernabéu que contemplaba el Plan Especial aprobado en 2018, y cuyos trabajos de reforma se prevé que se inicien en el mes de mayo.

Manuela Carmena ha expresado que se siente muy orgullosa del papel que los grandes clubes de fútbol desempeñan en la capital, mientras asegura que el papel del Ayuntamiento de Madrid es proporcionarles los medios para que sigan sus propias líneas o estrategias, "por ellos mismos y porque Madrid lo necesita".

El Plan Especial aprobado, que intervendrá en casi 40.000 metros cuadrados, con un plazo de ejecución de 25 meses, y cuyo coste, que asciende a aproximadamente 20 millones de euros, será íntegramente asumido por el Real Madrid.

Reforma del entorno

La reforma supondrá un gran cambio en el entorno y en las vías perimetrales del estadio. Esto supone por un lado la creación de un área ajardinada de casi 6.000 metros cuadrados de superficie, junto a la glorieta de los Sagrados Corazones, que ocupará el lugar en el que actualmente se encuentra el centro comercial Esquina del Bernabéu. Esta reforma mantendrá el aparcamiento subterráneo privado que ya existe actualmente y que cuenta con 564 plazas.

El Plan Especial aprobado definitivamente, integra la nueva zona ajardinada en el corredor verde General Perón-Ramón y Cajal, e incluye también la ampliación de las aceras de la avenida de Concha Espina, así como la renovación de la calle de Rafael Salgado que incorporará zonas estanciales mejorando la calidad ambiental al convertirse en una calle de tráfico de coexistencia.

Por otro lado, el Plan Especial contempla la creación de una nueva plaza pública de más de 10.000 metros cuadrados de superficie en el terreno que actualmente se utiliza como aparcamiento, situado entre el paseo de la Castellana y la fachada oeste del estadio. Este nuevo ámbito, que servirá de antesala a la entrada principal del estadio, servirá para albergar actividades culturales y encuentros festivos.

El estadio

La reforma del estadio incluye la construcción de una gran cornisa, en la entrada principal, que volará sobre la plaza sin apoyos en el suelo, conformando un gran atrio de entrada de 2.000 metros cuadrados, que darán acceso al nuevo Bernabéu.

Entre otros aspectos importantes en la reforma del propio estadio se encuentra la construcción de una nueva grada en el lateral este, que será un poco más alta que la actual, aunque el aforo final del mismo se mantendrá en 80.242 asientos (uno menos que el actual). Así como la construcción de una cubierta retráctil de 15 metros que permitirá utilizar el terreno de juego con independencia de la climatología, además de reducir el impacto acústico para los vecinos.