Inmodiario

El Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) han suscrito un Protocolo General de Actuación con el fin de mejorar e integrar en la ciudad los suelos ferroviarios de la antigua estación de Delicias, actualmente en desuso.

Con este primer paso, las tres instituciones sientan las bases para dotar a la capital, y en concreto al distrito de Arganzuela, de un nuevo espacio con importantes equipamientos públicos de uso cultural y educativo.

La superficie sobre la que se desarrollará el proyecto, propiedad de Adif, cuenta con 72.706 m2, de los cuáles 15.518 m2 corresponden a la parcela donde se ubica el Museo del Ferrocarril, y el resto se divide en dos parcelas de 31.926 y 26.923 m2, respectivamente, separadas por una zona verde de titularidad municipal.

El protocolo ha sido suscrito por el delegado del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo del Olmo; la directora general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), Amaya de Miguel Toral; y la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera Posada.

Nuevos equipamientos sostenibles

Las tres instituciones consideran que el entorno de la antigua estación de Delicias representa una oportunidad para mejorar la ciudad y para la puesta en valor de su patrimonio histórico industrial, así como para dotar a Madrid de nuevos equipamientos sostenibles de carácter cultural y educativo, dando respuesta a las necesidades de los vecinos.

De esta forma, el Ayuntamiento busca potenciar aún más el distrito de Arganzuela, que ya cuenta con dos grandes proyectos culturales: la biblioteca y el Archivo Regional de la Comunidad de Madrid en la antigua Fábrica del Águila y Matadero Madrid.

A ellos se suma el Museo del Ferrocarril y, ahora, el Ayuntamiento, en colaboración con Adif, quiere complementar y reforzar el protagonismo cultural del distrito desarrollando de la forma más adecuada el área correspondiente a la antigua estación, mejorando sus accesos y posibilitando la ampliación de las redes públicas de equipamientos y servicios, dando también respuesta a las necesidades de los vecinos de la zona y recuperando para la ciudad un importante espacio sin uso.

El INAEM, por su parte, estima que esta zona puede ser el emplazamiento idóneo para las sedes estables de la Compañía Nacional de Danza y del Ballet Nacional de España, para que ambos centros puedan realizar en él una programación continua. Además, el nuevo centro cultural podría ofrecer a diferentes compañías públicas y privadas, nacionales e internacionales, la posibilidad de exhibir sus espectáculos ofreciendo a los ciudadanos una oferta de danza de calidad en todos sus estilos y formatos.

Adif considera que estos proyectos son de interés público para Madrid y sus ciudadanos, coinciden con la adecuada administración de sus bienes y con su política de Responsabilidad Corporativa. Además, Adif pretende potenciar el actual Museo del Ferrocarril y el inmueble histórico que le sirve de sede, edificado en 1880 y que cuenta con la protección de Bien de Interés Cultural, posibilitando su rehabilitación y ampliando los espacios expositivos.

Plan Director

El protocolo contempla que todos los estudios que se realicen (sobre los posibles usos dotacionales, el tratamiento urbanístico o las fórmulas jurídicas y condiciones para la utilización de los suelos, entre otros) sirvan de base para la elaboración de una propuesta de Plan Director de las actuaciones.

Esta propuesta deberá incluir, entre otros aspectos:

Un análisis de las necesidades de movilidad y de los accesos viarios al ámbito.

Plan de actuación y desarrollo del Museo del Ferrocarril.

Determinación de las necesidades museísticas y centros culturales del Ayuntamiento y su posible ubicación en la zona.

Determinación de las necesidades del INAEM y su ubicación.

Análisis de posibles equipamientos educativos u otras dotaciones públicas para dar respuesta a las solicitudes vecinales.

Análisis de las medidas a adoptar para la delimitación y protección del sistema general ferroviario, incluyendo medidas para favorecer la integración y permeabilidad urbana.

Una vez concluidos los estudios, las tres partes determinarán si es conveniente la suscripción del correspondiente convenio de desarrollo del protocolo, en el que se establecerán y concretarán los mecanismos y condiciones para que Adif ceda al Ayuntamiento y al INAEM los suelos necesarios para la implantación de los nuevos equipamientos. También podrán preverse en el convenio los mecanismos de financiación, las aportaciones de las partes y el correspondiente cronograma.

Con el fin de impulsar y controlar las actuaciones previstas en el protocolo se creará una comisión mixta de seguimiento, con un representante de cada una de las partes.