Inmodiario

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo y en coordinación con el Distrito Casco Antiguo, ha aprobado la licitación por un importe de 1,3 millones de euros de la inversión necesaria para la reurbanización de la calle Mateos Gago que pasará a contar con plataforma única, más espacio para el peatón y una nueva ordenación que garantice un mejor uso público de esta céntrica vía.

Este proyecto presentado hace meses a los residentes del barrio Santa Cruz, hosteleros y empresarios, supone un paso más tras las medidas ya adoptadas en materia de reordenación de la movilidad garantizando en cualquier caso el consenso, el acceso de los residentes y una adecuada ordenación de los veladores que supondrá una reducción de su número respecto a la situación actual.

La intervención prevista tiene como objetivo principal generar una nueva configuración de este viario para ordenar y adecuar los distintos usos que conviven en el mismo (tráfico rodado, carga y descarga, veladores, tránsito peatonal…) con una clara apuesta por favorecer el uso peatonal. Asimismo, se acometerá una renovación integral de las redes de infraestructura básica (agua, alcantarillado y alumbrado público) y, por supuesto del pavimento -apostando por el adoquín de granito para calzada y banda de aparcamiento y, por losas de granito para el acerado-.

La nueva distribución de los espacios se conformará sobre la base de una calle en plataforma única con acerados más amplios, calzada más estrecha y en la que se suprimen básicamente los aparcamientos como ya ocurre. Con este planteamiento, se introduce una marcada senda peatonal y se generan también itinerarios accesibles para garantizar el tránsito de personas con movilidad reducida.

En todos los tramos se traza una calzada central de 3,10 metros de anchura, flanqueada a ambos lados por sendas peatonales de dos metros, a continuación de las cuales se desarrolla otra banda de 1,40 metros en la que se situarían los árboles y que acogería los veladores. Finalmente, entre la zona habilitada para veladores y las fachadas de los edificios quedaría una última franja de ancho variable, con carácter estrictamente peatonal.

Esta inversión tiene un presupuesto de 1,3 millones de euros y un tiempo estimado de ejecución de diez meses. En cualquier caso, y a la espera de los plazos que se produzcan en la tramitación de la inversión, el gobierno realizará una planificación de las obras que garantice la seguridad y un adecuado estado de la vía durante la Semana Santa de 2019.

"Se trata de una inversión importante y estratégica para la ciudad que viene a mejorar una calle que requería de una ordenación y de una reurbanización que garantizara la accesibilidad y la movilidad peatonal garantizando el acceso de los vehículos de residentes y compatible con el modelo de ordenación de la movilidad que el Ayuntamiento acuerde con los vecinos y vecinas", explicó el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz. La licitación ha sido aprobada con el voto favorable del gobierno, Cs, IU y Participa Sevilla y el voto en contra del PP.

Esta inversión se enmarca dentro de un programa de actuaciones en todos los barrios de la ciudad que sigue sumando proyectos. En total, en el último mes se han adjudicado proyectos que salieron a licitación por un importe de casi dos millones de euros y distribuidos por distintos distritos de la ciudad:

-Almirante Topete (Sur): 121.275 euros

-Calle Castilla (Triana): 74.268

-Mejoras de accesibilidad (Macarena): 60.477

-Mejoras Mujer Trabajadora y Cortijo Albarrana (Norte) 88.713 euros

-Flota de Indias (Los Remedios): 423.000 euros.

-Tarfia (Bellavista-La Palmera) 243.948 euros.

-Instalación de módulos para entidades (Cerro Amate, Este-Alcosa-Torreblanca y Norte). 300.000 euros en cada distrito.

El Consejo de la Gerencia, además, ha servido para avanzar en el desbloqueo de dos proyectos de desarrollo urbanístico. Por un lado, se ha aprobado definitivamente el PERI de la Fábrica de Vidrio que permitirá la construcción de viviendas y la rehabilitación del edificio central acordada en el convenio.

Por otro lado, se ha aprobado el plan Parcial del Sector Hacienda de Santa Bárbara donde está previsto el desarrollo de 379 viviendas de las cuales de las cuales 164 son VPO. Con respecto a estos suelos, de 90.349 m² de superficie, el PGOU actual establece su aptitud para implantar enclaves residenciales y actividades terciarias asociadas a las haciendas de Santa Bárbara y Valdeleón, además de regularizar y ampliar la parcela del Colegio Carlos V, permitiendo con ello la integración urbana entre el núcleo de Torreblanca y el Polígono Aeropuerto.

Una vez aprobado definitivamente el Plan Parcial de este sector (PP-SUS-DE-08 "Hacienda Santa Bárbara), que es el instrumento de planeamiento que fija los parámetros específicos para el desarrollo de los suelos y los ordena de forma pormenorizada, por parte de la Junta de Compensación se ha presentado este mes de junio el Proyecto de Reparcelación de este ámbito.

La aprobación de este trámite por tanto, representa un paso decisivo en el próximo desarrollo de estos terrenos en la cabecera del barrio de Torreblanca, conforme a los criterios de ordenación establecidos. En concreto, el planeamiento específico para ese sector de algo más de 9 hectáreas de superficie, establece un desarrollo edificatorio de 379 viviendas (164 de ellas en régimen de protección), una edificabilidad de 6.577 m²t para Servicios terciarios, 7.104 m² de suelo para viario público y, un mínimo de 21.141 m² de suelo para Sistemas Dotacionales Locales.

Por último, el Consejo de la Gerencia de Urbanismo ha aprobado definitivamente el listado de las 25 solicitudes admitidas, baremadas según criterios sociales, para el acceso a la primera convocatoria de ayudas para la instalación de ascensores en la que será el propio Ayuntamiento quien diseñe y ejecute la obra asumiendo hasta el 95% del presupuesto.

En total, en esta primera convocatoria se asigna un presupuesto de 881.797 euros que se irá asignando a los bloques hasta agotarse los recursos. Este año 2018 ya se ha abierto la siguiente convocatoria con un presupuesto de 2 millones de euros a la que podrán acogerse todas aquellas comunidades que queden fuera del primer programa así como otras que cumplan con los requisitos.