Inmodiario

La directora general de Vivienda de la Generalitat Valenciana, Rebeca Torró, ha inaugurado las jornadas 'Pensar la ciudad: lo rural y lo urbano' donde ha puesto en valor el "importante esfuerzo" que se ha realizado desde la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio "para fomentar la coexistencia entre el territorio rural y urbano como único camino para avanzar hacia un territorio más sostenible y más habitable".

En este sentido, la directora general ha señalado que "pensar la ciudad combinando las claves urbanas y rurales nos puede ayudar a entender mejor nuestro territorio y a aprovechar las oportunidades que nos ofrece" y se ha mostrado convencida de que "favorecer por parte de los poderes públicos que convivan estas dos formas de entender el espacio público nos acerca, sin duda, a una sociedad más cohesionada y justa".

De hecho, Torró se ha mostrado convencida de que "no se puede delimitar las fronteras entre ambos conceptos, por son categorías artificiales" aunque, eso sí, ha reconocido las dificultades que comporta tratar con esta realidad "tan ambigua" tanto a nivel de gestión municipal, como de aplicación legislativa o de ordenación del territorio.

Por ello, ha incidido, "desde la Conselleria tuvimos claro desde el primer día que era necesario ir más allá de una separación simplista que sólo ha conseguido generar desequilibrios a lo largo y ancho de toda la Comunitat".

Así, Torró ha incidido en el importante marco de regulación territorial que se ha impulsado en los últimos años para paliar los desequilibrios entre lo urbano y lo rural y ha enumerado iniciativas como los Planes de Acción Territorial de Alicante, Elx y Castellón; el Pativel; el Pateval; la modificación de la LOTUP o el PAT Horta y la propia Ley de l'Horta.

"En todas se ha querido trabajar a favor de una virtuosa coexistencia entre el territorio rural y urbano", ha apuntado la directora general quien ha demás ha recordado que a este marco de regulación territorial se han sumado las acciones en materia de regeneración urbana, impulsando también el Visor de Espacios Sensibles de la Comunitat (VEUS), en el que se ha hecho especial énfasis en la detección de zonas vulnerables y que apuesta por mejorar los espacios consolidados y cualificar los espacios de transición "antes de seguir consumiendo el territorio".

De esta forma, Rebeca Torró ha lamentado que hasta la llegada del nuevo gobierno "la Comunitat ni siquiera tuviese planes de acción territoriales que contemplaran esta dicotomía entre lo urbano y lo rural" y ha puesto como ejemplo paradigmático de esta despreocupación "la ausencia incluso de un plan territorial de protección de la huerta de València".

"Durante años fueron descartadas por el anterior gobierno todas las iniciativas que pretendieron abordar el desafío metropolitano de las grandes conurbaciones urbanas de la Comunitat; no se dotaron de infraestructuras a las áreas menos pobladas; la costa y los entornos rurales sólo se entendieron como bolsas de crecimiento de las grandes áreas de influencia urbana", ha concluido la directora general tras señalar que ello sólo provocó "que las ciudades pequeñas y medianas quedaran en una posición de clara inferioridad sistémica que las llevó a un grave estancamiento o incluso a la despoblación".

Jornadas Pensar la Ciudad

Torró ha participado en las jornadas que organiza la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio con la colaboración del Instituto Valenciano de la Edificación (IVE) y la Universitat Politécnica y que se celebran en el MUVIM hoy 18 de mayo y el próximo día 25.

Entre los objetivos de la jornada se encuentran los de "atender los límites difusos entre el espacio urbano, objeto de la regeneración, en su relación con espacio rural", analizar las herramientas de intervención urbana propias de la lógica rural o conocer de primera mano las repercusiones que puede tener el mundo rural la regeneración urbana.