Inmodiario

Galicia acoge las Jornadas de Cartografía de las Comunidades autónomas con el fin de analizar la innovación tecnológica al servicio de la información geográfica.

De este modo, la Consellería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Xunta de Galicia, a través del Instituto de Estudios del Territorio (IET), convoca a varios expertos la una jornada con el fin de abordar los últimos avances para incrementar la calidad del material cartográfico, así como las mejoras realizadas para facilitar el acceso de la ciudadanía la este tipo de contenidos.

En este sentido, la directora general del IET, Inés Santé, presentaba el Reglamento de Ordenación de la Información Geográfica y de la actividad cartográfica de Galicia como uno de los principales avances para acercar esta información a los ciudadanos.

Hace falta destacar que este nuevo marco normativo fue aprobado por el Consello da Xunta este mismo año con el objetivo, precisamente, de asegurar la disponibilidad pública y actualización de los datos geográficos de referencia y optimizar la calidad de la producción cartográfica oficial y su utilidad como servicio al público, facilitando el acceso a la información geográfica.

Además, durante esta jornada se debatía sobre las líneas estratégicas para el desarrollo del Sistema Cartográfico Nacional, realizado conjuntamente entre las Comunidades Autónomas y la Administración General del Estado a través del Instituto Geográfico Nacional, como modo de trabajo coordinado y de colaboración para la optimización de los recursos y medios públicos.

Por otra parte, se abordaron las novedades en el empleo de los datos LIDIAR (laser aéreo) de alta resolución, el uso de las bases topográficas urbanas, las estrategias en el mantenimiento de callejeros y metodologías en la obtención de información básica como redes de transportes, redes hidrográficas y población.

Hace falta señalar que la importancia de la información geográfica radica, entre otros, en su valor social, ya que es imprescindible para el diseño de las diferentes políticas sectoriales, esto es, medio ambiente, agricultura, transporte o el desarrollo regional.

Además, es fundamental para el proyecto global de sociedad de la información y, por lo tanto, para apoyar el desarrollo de una sociedad basada en la generación y uso de conocimiento, productos y servicios basados en la información, y de este modo propulsar el crecimiento económico y la competitividad.