Inmodiario

A través del Fondo de Reequilibrio Territorial y a propuesta de los distritos, el Ayuntamiento de Madrid va a acometer actuaciones concretas para prevenir y atajar las causas y principales problemas que producen los desequilibrios dentro de un territorio, para lo que se han articulado los proyectos en torno a 4 grandes ejes de necesidades.

La intervención social, cultural y educativa, con 66 actuaciones por 8,3 millones de euros. Un mismo importe para 14 actuaciones en materia de vivienda. Otras 36 en empleo, formación e inserción, por algo más de 15 millones y, finalmente, casi un centenar de intervenciones, por 42 millones, para la mejora urbana.

El Fondo de Reequilibrio Territorial (FRT) para 2017, la herramienta de descentralización económica cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida en las zonas más vulnerables de Madrid.

Para distribuir los presupuestos del Fondo de Reequilibrio Territorial, se han analizado y catalogado, con arreglo a 5 dimensiones y 13 indicadores, los 128 barrios y los 21 distritos de la capital.

Este año se ha introducido una importante mejora técnica en la elaboración del índice que rige la distribución del FRT con la utilización de un modelo matemático contrastado internacionalmente que ha elaborado la Universidad Carlos III de Madrid.

José Manuel Molina, catedrático de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad Carlos III de Madrid, ha explicado el método de análisis jerárquico que permite establecer el mapa de vulnerabilidad a través de 5 grupos de indicadores.

Las concejalas de los distritos de Carabanchel y Latina, Esther Gómez, y de San Blas-Canillejas y Barajas, Marta Gómez, han explicado lo que supone el Fondo de Reequilibrio Territorial para sus respectivos distritos, detallando tanto lo ya desarrollado con el FRT de 2016 como lo previsto para este año.

Refuerzo de programas de absentismo en Pan Bendito y San Isidro en Carabanchel por ejemplo, campamentos urbanos, desarrollo de proyectos para nuevas dotaciones, adquisición de vivienda social, planes de intervención social en Los Cármenes o Los Olivos en Latina o rehabilitación de instalaciones deportivas básicas, son algunos de los numerosos proyectos llevados a cabo en 2016.

En la presentación ha participado además el director general de Descentralización y Acción Territorial, Antonio Díaz, quien ha explicado la metodología utilizada para la distribución del FRT y ha expuesto tres ejemplos que reflejan la necesidad de este fondo. "La tasa de paro registrada en el barrio administrativo de Amposta en San Blas es del 16 % y en el de Valdemarín en Moncloa del 3,6%; el dato de la renta media de un hogar en San Cristobal en el distrito de Villaverde es de 18.122 euros y la renta media en el Viso en Chamartín son 113.837 euros; la tasa de inmigrantes en Pradolongo en Usera es del 25% y en el barrio de La Estrella en Retiro es del 2%. Sencillos datos, que explican la necesidad de reequilibrio".

Se definen como territorios vulnerables aquellos en los que la posibilidad de que su población esté afectada por alguna circunstancia adversa sea alta. Es decir, zonas en las que se dan unas determinadas condiciones de riesgo, fragilidad y desventaja que hacen posible la entrada en una situación de vulnerabilidad, entendida ésta como la aparición de diferentes formas de exclusión social que puede llegar a consolidarse o que se vienen arrastrando históricamente.

Para determinar la vulnerabilidad social y territorial de la ciudad, el Ayuntamiento de Madrid ha contado con la colaboración del Departamento de Ciencias Sociales y de Informática e Inteligencia Artificial de la Universidad Carlos III. El análisis se ha realizado a partir de teorías que permiten aplicar métodos destinados a la toma de decisiones complejas incorporando diversos criterios en función de los objetivos perseguidos.