Inmodiario

Años de litigios por la validez del Plan de Ordenación Municipal (POM) 2007 de Toledo acaban de finalizar. Y lo hace con el Tribunal Constitucional dando la razón al Ayuntamiento, al haber otorgado el amparo al que el consistorio acudió en marzo de 2014, tras ver cómo el Tribunal Supremo ratificaba una sentencia anterior del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, bajo el argumento de que no se había sacado el documento a información pública tras introducir modificaciones sustanciales.

Modificaciones que incrementaban de manera sustancial el número de viviendas nuevas, de 30.000 a 50.000, con el consiguiente aumento del terreno urbanizable y de las infraestructuras necesarias para cubrir las necesidades de los futuros vecinos. Ahora, con el amparo recibido del Alto Tribunal, el plan de urbanismo de Toledo de 2007 está plenamente vigente, y permitirá el desarrollo de los ámbitos contemplados.

El plan se aprobó el 23 de marzo de 2007 por parte de la Junta de Castilla-La Mancha, con una serie de modificaciones que el Ayuntamiento de Toledo modificó y aprobó el 31 de enero de 2008, las que a la postre sirvieron para iniciar el litigio que ahora, siete años después, se cierra. Las modificaciones más importantes fueron las de preservar los encinares que rodean la ciudad y el cambio de uso residencial por suelo terciario y dotacional en Vega Baja.

Con la vía libre definitiva, Toledo contará con unas 70.000 viviendas -casi la mitad de protección oficial- cuando dentro de unos años se termine de desarrollar todo el suelo que se contempla en el POM. Del POM anterior quedan sin construir unas 9.500 viviendas ya calificadas en suelo urbano y 7.500 viviendas sin calificar.

Además, se creará un polígono industrial y logístico en Santa María de Benquerencia, que pretende ofrecer 40.000 puestos de trabajo, además de una plataforma exclusiva de transporte de pasajeros, como un tranvía u otra alternativa. También se contempla la creación de parques y jardines en torno al río, así como un jardín botánico cerca de la Huerta del Rey Al-Mamún.

Adjunto al POM, se desarrolla un Plan Especial de Infraestructuras (PEI) que se presentó el 4 de noviembre de 2009 y tras algunas modificaciones se aprobó en enero de 2010. Un plan que pretende organizar las infraestructuras en el ámbito del POM, el orden y la prioridad, las vías de movilidad de los nuevos barrios, zonas verdes, las redes eléctricas, telefónicas y de abastecimiento de agua, así como las plantas de recuperación de aguas residuales necesarias.