Inmodiario

El interés demostrado hace cuatro años por el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón en impulsar de manera definitiva el desarrollo del Área Pozuelo Oeste (Arpo), de cara a construir 5.500 viviendas en una de las zonas estratégicas del municipio, en la confluencia de la M-40 y de la M-50, ha sido ímprobo, pero al final los casi 2,5 millones de metros cuadrados de suelo permanecen tal cual estaban hace cuatro años.

Todo aparentemente ha quedado listo, sobre todo ese discordante colector de aguas pluviales, cuya tramitación quedó cerrada hace más de un año, pero desde entonces nadie ha movido un dedo para su construcción.

Entonces, el 26 de febrero de 2014, quedaba inscrita la Entidad urbanística Colaboradora para la ejecución del Colector-Interceptor de Pluviales de Pozuelo de Alarcón en el Registro de Entidades Urbanísticas Colaboradoras de la Comunidad de Madrid. El trámite necesario para licitar y llevar a cabo las obras de esta importante infraestructura. Pero ahí se quedó la cosa.

Y sin colector no se puede urbanizar nada. Se trata de una tubería de gran diámetro para recoger las aguas procedentes de las nuevas áreas a urbanizar, trasvasarlas al arroyo de Antequina, y desde aquí, al río Manzanares. Inicialmente, hace casi una década, se habló de que podría costar unos 35 millones de euros, luego se duplicó, y, ahora, ni se sabe.

Mientras tanto, por si en algún momento se construye el colector, se sigue avanzando en la tramitación de los proyecto de reparcelación y de urbanización. En este sentido, el expediente del proyecto de reparcelación, tras ser aprobado inicialmente por el Ayuntamiento, se sometió a información pública para que pudiera ser consultado por todos aquellos posibles interesados. Y las alegaciones ya fueron informadas por los servicios jurídicos, estando en estudio de los servicios técnicos algunas de las cuestiones planteadas.

Por lo que se refiere al proyecto de urbanización, se continúa con su tramitación, habiendo mantenido los servicios técnicos municipales diversas reuniones con la Junta de Compensación promotora y los redactores del mismo de cara a la corrección del documento.

A tal efecto, se practicó –lo último que se ha hecho oficialmente- un requerimiento de fecha 18 de noviembre de 2014 a la Junta de Compensación para que complete y subsane el proyecto de urbanización de conformidad con lo que señalan los informes técnicos emitidos.