Inmodiario

La regeneración de Azca está más cerca de convertirse en una realidad. La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha firmado un convenio para acometer la primera fase del proyecto, la que afecta a la plaza de Carlos Trías Bertrán. Lo ha hecho con los representantes de Mapfre, El Corte Inglés, Metrovacesa, Astaez 2011 y España S.A. Compañía Nacional de Seguros, las cinco empresas ubicadas en la plaza.

Las intervenciones en este ámbito -cuyas dos terceras partes del suelo son titularidad pública y el tercio restante privado- responden a la misma filosofía que inspira todo el proyecto: conectar el interior de Azca con su entorno. Para ello, se suprimirán obstáculos y elementos físicos que crean recovecos, entorpecen la visión y pueden crear sensación de inseguridad. "En resumen -ha señalado Botella- se trata de crear una zona agradable y de tránsito fluido para uso de todos los ciudadanos".

Las obras, que comenzarán en primavera, tendrán un coste aproximado de 1,9 millones de euros, de los cuales el Ayuntamiento pagará el 26% (496.650 euros) y el resto se cubrirá con las aportaciones de las 5 empresas de la plaza.

Botella ha destacado la voluntad de todos los agentes implicados para llevar adelante "una de las mayores iniciativas de colaboración público-privada acometidas hasta ahora en la ciudad". "Una iniciativa -ha añadido- diseñada para que Azca siga siendo el corazón económico y financiero de Madrid y, a la vez, se recupere como  zona para el ocio, la cultura y usos cívicos".

Las actuaciones se enmarcan en el Plan Director de Azca presentado por el Ayuntamiento hace unos meses. Una herramienta abierta y flexible para la rehabilitación de este singular espacio, en el los usos están muy mezclados, desde oficinas a establecimientos de hostelería y ocio, pasando por comercios, viviendas y dotaciones. Las obras de remodelación se acometerán en distintas fases y en los 8 ámbitos en los que se ha dividido la manzana de Azca.

Ana Botella ha desgranado las actuaciones del Plan Director que el Ayuntamiento ya ha iniciado. Como la reciente declaración de Azca: Zona de Protección Acústica Especial. Además, en los últimos meses se han remodelado las aceras en el Paseo de la Castellana, entre las calles de Raimundo Fernández Villaverde y la plaza de Lima.

También es esta primera fase, de 2014 a 2016, el Consistorio tiene previsto realizar otras actuaciones de rehabilitación de infraestructuras y medidas de ahorro energético en el entorno.