Inmodiario

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se ha reunido en Torremolinos (Málaga) con una representación de los empresarios de instalaciones de playas de Andalucía, conocidos como chiringuitos. Durante el encuentro, Díaz se ha comprometido a agilizar la regularización de estos establecimientos al objeto de normalizar su situación jurídica en el menor plazo de tiempo posible, de forma que se pueda ofrecer certidumbre al sector y animar a la inversión y la creación de empleo.

En concreto, la presidenta ha señalado que en Andalucía hay registrados 742 chiringuitos a lo largo de la costa, de los que, actualmente, 290 están pendientes de regularización. De éstos, el 80% se halla en una situación de relativa facilidad para poder normalizar su situación legal, mientras que el 20% restante requerirá de un estudio más pormenorizado.

Para agilizar la estabilidad de ese 80%, Díaz ha dado orden a la Consejería de Medio Ambiente para que la competencia a la hora de otorgar dicha regulación se traslade a cada una de las delegaciones territoriales de la Junta de Andalucía. "Y esto por una cuestión lógica", ha explicado la presidenta: "Porque cada provincia es distinta, el sector turístico y las playas de cada parte de la costa de Andalucía son diferentes y los chiringuitos en cada provincia son también distintos. Por todo ello, necesitan de esa cercanía y agilidad para poder regularizar en el menor tiempo posible la mayor cantidad de situaciones que estén a nuestro alcance".

Para los casos más complejos, que representan un 20% de los 290 chiringuitos en fase de regularización, Susana Díaz ha propuesto la creación de una Mesa Técnica entre la Consejería de Medio Ambiente, los ayuntamientos de cada localidad y el sector para que, desde el estudio individualizado de cada instalación, se pueda alcanzar una solución consensuada.

Como ha puntualizado la presidenta andaluza, se trata de una actividad singular en la que "hay que combinar el desarrollo medioambiental, la actividad económica y turística y la legalidad vigente". Para apostillar que "el reglamento aún vigente mantiene la posibilidad de la excepción para estas instalaciones y es al que, dentro de sus competencias, va a acogerse la Junta de Andalucía para analizar caso por caso en esa Mesa Técnica que queremos poner en marcha de manera inmediata".

Susana Díaz ha señalado que en este proceso de regularización de los chiringuitos espera contar con la colaboración de los ayuntamientos, "a los que vamos a tender la mano e invitar para que se incorporen a esta búsqueda de soluciones".

"Es una situación complicada -ha argumentado la presidenta andaluza- porque son tres administraciones las que interactúan en la regularización de este sector singular y porque, próximamente, habrá un nuevo reglamento por parte de Costas, y ante este contexto se está provocando cierto nerviosismo y desconcierto entre los empresarios, lo que entre otras cosas ha motivado esta reunión".

"Cuanto antes regularicemos el sector, más certidumbre daremos a los empresarios y antes animaremos la inversión a estos establecimientos y a mejorar su calidad y generar empleo", ha enfatizado Susana Díaz, que ha valorado positivamente el papel de los chiringuitos a la hora de ayudar a romper la estacionalidad del turismo en Andalucía, puesto que muchos de ellos abren durante todo el año y, por lo tanto, crean empleo de forma estable.